Publicado 16/04/2020 17:25:12 +02:00CET

Diseñan un sensor para determinar un agente antimicrobiano de productos de consumo

Esquema de la nueva metodología desarrollada para la determinación de MIT /UAM
Esquema de la nueva metodología desarrollada para la determinación de MIT /UAM - UAM

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) han diseñado dispositivos sensores electroquímicos para controlar la cantidad de metilisotiazolinona, un agente antimicrobiano muy utilizado, y que debido a su toxicidad y presencia en el medio ambiente es considerado un contaminante emergente.

Es usual utilizar agentes antimicrobianos o conservantes para evitar el crecimiento de microorganismos en productos cosméticos o industriales de gran consumo, como champús, tónicos, detergentes, pegamentos o pinturas, al igual que en sistemas de agua como torres de refrigeración.
El agente antimicrobiano metilisotiazolinona (MIT) es uno de los más utilizados. Debido a que su presencia en numerosos productos puede ser causa de sensibilización o alergia, desde el año 2009 diferentes normativas establecen los agentes antimicrobianos permitidos en los productos cosméticos y las concentraciones máximas que se pueden añadir a estos productos.

Sin embargo, a pesar del riesgo para la salud, la cantidad de MIT en productos industriales, como pinturas o pegamentos, aún no está regulada. Además, el elevado uso de MIT está provocando que se encuentre en concentraciones considerables en el medio ambiente, por lo que puede considerarse un contaminante emergente. A pesar de producir efectos adversos sobre los ecosistemas, la concentración máxima de MIT en el medio no está limitada en ninguna normativa.

Investigadores del grupo de Sensores y Especiación Metálica (GISEM) de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) han estudiado la respuesta electroquímica de MIT en distintos dispositivos sensores electroquímicos basados en materiales nanocompuestos, en procura de desarrollar una metodología analítica que permita determinar su presencia en productos de consumo, en el medio ambiente y en los sistemas de agua.

Los resultados, publicados en la revista 'Microchimica Acta', presentan excelente sensibilidad, selectividad y reproducibilidad, por lo que los sensores desarrollados se podrían utilizar con éxito para determinar MIT en sistemas de agua como torres de refrigeración, de manera rápida e in-situ.

DISPOSITIVOS SENSORES

El equipo de la UAM evaluó la capacidad de diferentes plataformas electroquímicas modificadas con nanomateriales para el desarrollo de dispositivos sensores serigrafiados para la determinación de MIT.

Los sensores electroquímicos serigrafiados son una pequeña tarjeta con un circuito eléctrico integrado que contiene los electrodos y contactos necesarios para su conexión al sistema de medida. Estos dispositivos permiten llevar a cabo análisis con volúmenes de muestra de tan sólo 100 uL. Son de bajo coste, por lo que se pueden emplear como dispositivos desechables de un sólo uso. Además, la instrumentación necesaria para llevar a cabo las medidas es portátil, de dimensiones reducidas y ligera, por tanto, es posible efectuar los análisis in-situ.

Los investigadores evaluaron plataformas electroquímicas basadas en diferentes membranas poliméricas y nanomateriales de carbono, óxido de níquel u oro. Las mejores respuestas se obtuvieron en aquellas que incorporaban nanopartículas de oro (AuNp) en la composición de la membrana modificadora. En estas plataformas, debido a la interacción que se produce entre el MIT y el oro presente en el dispositivo, observaron un cambio en la respuesta electroquímica de las AuNp asociado a la concentración de MIT.