Actualizado 21/07/2020 16:22:45 +00:00 CET

La directora del Centro de Epidemiología: "Es muy difícil llegar a la inmunidad de grupo sin un coste en muertes"

La directora del Centro Nacional de Epidemiología, Marina Pollán, presenta las conclusiones del estudio de seroprevalencia en España, en Moncloa, Madrid (España), a 6 de julio de 2020.
La directora del Centro Nacional de Epidemiología, Marina Pollán, presenta las conclusiones del estudio de seroprevalencia en España, en Moncloa, Madrid (España), a 6 de julio de 2020. - Óscar Cañas - Europa Press

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

La directora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III (CNE-ISCIII), Marina Pollán, ha resaltado que es "muy difícil" llegar a conseguir la inmunidad de grupo en la población española si no se asume "un coste en término de muertes y sobrecarga del sistema sanitario".

"Es muy difícil llegar a la inmunidad de grupo sin asumir un coste en término de muertes y sobrecarga del sistema sanitario, algo que ya ha sido reconocido internacionalmente. Había países que decían que era la mejor estrategia, dejar que toda la población se exponga. Parece que nuestros resultados señalan que esto no es así", ha comentado durante su intervención en la Comisión de Sanidad y Consumo de este martes, donde ha repasado los resultados finales del estudio de seroprevalencia.

Elaborado por el Ministerio Sanidad, junto al Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), el Instituto Nacional de Estadística (INE), con la colaboración de las comunidades autónomas, esta investigación estimó que el 5,2 por ciento de los españoles ha superado el COVID-19 y presenta anticuerpos.

Pollán ha recordado que la intención es hacer una nueva ronda en otoño, otra en febrero y una final en mayo. "Es la intención después de haber visto que la recomendación de la OMS de que hacer rondas tan rápidas no funciona tan bien como debería, y por la situación nueva de la epidemia después del desconfinamiento", ha justificado. La propuesta, en cualquier caso, deberá ser consensuada con las CCAA, pues se requiere la aprobación del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Pese a los resultados de seroprevalencia, ha advertido de que, por ahora, no se conoce con certeza absoluta que todos aquellos que presentan anticuerpos sean inmunes frente al virus. "En este momento hay un cierto vacío de que significan los anticuerpos y hasta cuándo protegen", ha señalado.

Pollán ha explicado que informaban de esta situación a los participantes en el estudio, pidiéndoles que siguieran las recomendaciones sanitarias pese a tener anticuerpos. "Pese a todo, tuvimos una participación excelente del 69 por ciento", ha argumentado, puntualizando que esperaban que rondara el 65. De la misma forma, ha celebrado el uso de un determinado test rápido, en detrimento de otros que "dan malos resultados".

Según ha apuntado, todavía se desconoce qué porcentaje de la población infectada ha desarrollado anticuerpos. "No hay estudios poblacionales grandes que lo digan. Podría haber un diez por ciento, pero cuantificar eso ahora mismo es muy difícil. Todavía no tenemos una respuesta que poder dar", ha especificado.

Al finalizar su intervención, ha reclamado "mejores herramientas de vigilancia epidemiológica". "Si tienes un sistema fuerte, unificado, con canales de búsqueda rápida de información, eso es muy de agradecer cuando se dan situaciones como esta. No estábamos preparados para recibir millones de datos como está haciendo durante esta pandemia. Hace falta un sistema más rápido y potente con unas características técnicas mejores", ha pedido.

HA HABIDO "ALGUNA DEBILIDAD" EN LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN

Por su parte, la directora General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio, ha instado a "seguir trabajando duro y mantener la tensión para evitar que el incremento de la transmisión alcance cotas difíciles de controlar".

En este sentido, ha recordado que desde la finalización de la desescalada se han notificado 267 brotes con 3.792 casos. De ellos, 201 continúan activos en 17 comunidades autónomas, que incluyen 2.289 positivos. "En estos momentos es importante que toda nuestra atención esté centrada en la detección temprana y el seguimiento exhaustivo de casos y contactos", ha detallado.

Aparicio, al igula que Pollán, ha reconocido que los sistemas de vigilancia epidemiológica "han mostrado alguna debilidad" durante los peores momentos de la pandemia: "Nos han mostrado esa amenaza que significa no tener un sistema de información tan fuerte como nos hubiera gustado". "Es cierto que durante un tiempo la actividad de rastreo fue más débil, pero los actuales trabajos de seguimiento de contactos cubren un papel fundamental", ha puntualizado. En este sentido, ha reivindicado que la labor de los 'rastreadores' de contactos ha permitido que hasta un 50 por ciento de los nuevos casos sean asintomáticos en algunas CCAA.

Dentro de esta preparación, Aparicio ha anunciado que el Ministerio de Sanidad ya ha firmado los contratos de una compra extraordinaria de vacuna de la gripe, complementaria a las compras que realizan las CCAA, para reforzar con 5 millones de dosis extra la vacunación, especialmente en profesionales sanitarios, personas mayores y personas con condiciones de riesgo, ante un hipotético rebrote de COVID-19 en otoño. El objetivo, según la directora de Salud Pública, es incrementar las tasas de cobertura de vacunación hasta un 15 por ciento, intentando alcanzar el 75 por ciento de la población vulnerable.

En último lugar, ha pedido que esta "situación tan excepcional" con la pandemia sirva de "punto de inflexión" para "fortalecer el Sistema Nacional de Salud y los Servicios de Salud Pública y Vigilancia Epidemiológica, para que sean capaces de responder ante emergencias sanitarias".

Contador