Publicado 24/06/2021 07:32CET

Dibujan el mapa de las células inmunitarias que residen en el sistema biliar humano

Archivo - Hígado.
Archivo - Hígado. - VSRAO/ PIXABAY - Archivo

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto Karolinska de Suecia han analizado y descrito con detalle las células inmunitarias que residen en el conducto biliar humano. Los hallazgos podrían allanar el camino hacia nuevas estrategias de tratamiento contra los trastornos del conducto biliar, que suelen estar relacionados con procesos inmunológicos, según publican en la revista 'Science Translational Medicine'.

En la última década, nuestro conocimiento de la composición de las células inmunitarias en la mayoría de los tejidos ha aumentado enormemente. Sin embargo, el tracto biliar humano ha seguido siendo uno de los pocos nichos inmunológicos inexplorados debido a las dificultades de acceso a este lugar. El sistema biliar, que incluye el conducto biliar que conecta el hígado con el intestino, es un órgano frecuentemente afectado por graves enfermedades inflamatorias y malignas.

"Las dificultades para estudiar este órgano han obstaculizado nuestra comprensión de las enfermedades biliares, muchas de las cuales son graves y tienen un pronóstico desalentador", afirma Niklas Björkström, médico e investigador de inmunología del Centro de Medicina Infecciosa del Departamento de Medicina de Huddinge, en el Instituto Karolinska, que dirigió el estudio.

Para superarlo, los investigadores del Instituto Karolinska, en estrecha colaboración con científicos clínicos del Hospital Universitario Karolinska, emplearon un novedoso método de examen clínico para recuperar y estudiar las células inmunitarias localizadas en el sistema biliar. Con este método, consiguieron recuperar células inmunitarias del conducto biliar de 125 pacientes y caracterizar en detalle cada una de estas células inmunitarias.

Los investigadores compararon las células inmunitarias de pacientes con colangitis esclerosante primaria (CEP), una enfermedad inflamatoria grave del sistema biliar, con las células inmunitarias de controles no inflamatorios. Los pacientes con CEP presentaban una elevada infiltración de células inmunitarias denominadas neutrófilos y células T en sus conductos biliares que parecían cooperar para provocar un entorno inflamatorio.

"Nuestro estudio arroja nueva luz sobre los procesos inmunológicos implicados en la CEP --afirma Niklas Björkström--. También ayuda a descubrir el nicho inmunológico de los conductos biliares humanos, lo que supone un gran paso adelante y proporcionará un importante recurso para futuros estudios de la respuesta inmunitaria en los trastornos biliares".