El diagnóstico de la artritis reumatoide se reduce de 18 a 3 meses con las unidades especializadas

Actualizado 31/05/2011 19:46:02 CET

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El diagnóstico y abordaje de los pacientes con artritis reumatoide (AR) se reduce de 18 a 3 meses con las Unidades de Artritis Precoz (UAP), lo que a su vez se traduce en una mejora "significativa" del pronóstico de estos pacientes.

Y es que los afectados por AR tienen una 'ventana de oportunidad' en las primeras semanas, de modo que, durante este periodo, la enfermedad presenta un potencial considerable de respuesta a la terapia, lo que se traduce en beneficios a largo plazo para el paciente.

Por ello y con el objetivo de fijar estándares para el abordaje de estos pacientes, la Sociedad Española de Reumatología (SER), con la colaboración de Abbott, ha puesto en marcha el proyecto UapSER, mediante el que se realizará un análisis para establecer criterios tanto en la definición de la artritis precoz como en la derivación de estos pacientes al especialista, a la vez que constituirá el cómo y con qué herramientas se debe realizar la evaluación de estos pacientes.

"El tratamiento temprano de la enfermedad es clave para prevenir la inflamación, lo que evita la destrucción articular y la erosión ósea, así como otras manifestaciones extra-articulares propias de la artritis reumatoide, como, por ejemplo, el riesgo cardiovascular", explica el miembro de la SER e investigador principal del proyecto UapSER, José Andrés Román Ivorra.

"Las Unidades de Artritis Precoz tienen una función esencial en el abordaje de la artritis reumatoide, pero para ello es necesario establecer unos estándares que permitan fijar un correcto funcionamiento de las mismas y evaluar las unidades existentes. Este proyecto nos permite establecer esas pautas en aspectos innovadores que no han sido tratados con anterioridad", añade Román Ivorra.

Otros aspectos recogidos en el análisis son la estructura de una UAP, procesos que debe desarrollar, criterios de investigación o formación de los profesionales que la componen, relación que existe entre el reumatólogo y el médico de Atención Primaria e información relacionada con el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento de la enfermedad.