La diabetes ya es una enfermedad epidémica y mortal en Asia, especialmente entre las mujeres

Un estudio evidencia que la genética contribuye más que la obesidad en el desarrollo de la diabetes tipo 2
PIXABAY/ PEEJHUNT - Archivo
Publicado 22/04/2019 18:08:25CET

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

La diabetes ha alcanzado proporciones epidémicas en Asia y ha aumentado dramáticamente el riesgo de muerte prematura, especialmente entre las mujeres y las personas de mediana edad, según ha evidenciado un estudio multinacional dirigido por investigadores de la Universidad de Vanderbilt (Estados Unidos).

China e India tienen la mayor carga de diabetes del mundo y, de hecho, en toda Asia, más de 230 millones de personas viven con diabetes. Dada la mayor prevalencia de obesidad y la rápida adopción de un estilo de vida occidentalizado en Asia, se espera que esa cifra supere los 355 millones en 2040.

Para llevar a cabo el trabajo, publicado en 'JAMA Network Open', los expertos analizaron 22 estudios prospectivos de cohorte en varios países desde China continental a Bangladesh, los cuales participan en el Consorcio de Cohorte de Asia. Más de 1 millón de individuos fueron seguidos durante un promedio de 12,6 años.

De esta forma, los científicos comprobaron que la diabetes se asociaba a un aumento de casi el doble en el riesgo de muerte por todas las causas. El mayor riesgo relativo de muerte se debió a la diabetes en sí, seguida de enfermedad renal, enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular isquémico.

El riesgo de muerte relacionado con la diabetes por todas las causas fue particularmente alto para las mujeres y para los pacientes a los que se les diagnosticó diabetes cuando eran adultos de mediana edad. Sorprendentemente, el riesgo relativo de muerte debido a la diabetes en sí mismo fue mucho más fuerte entre las personas con bajo peso que entre las que tenían sobrepeso.

Este resultado es particularmente relevante para ciertos grupos raciales y étnicos en los Estados Unidos, incluidos los estadounidenses de origen asiático, que son más susceptibles a la resistencia a la insulina y tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes con un nivel de obesidad relativamente más bajo que las personas de ascendencia europea.

A juicio de los investigadores, la falta de acceso a la atención de la diabetes en Asia puede contribuir a un riesgo inusualmente mayor de muerte prematura entre los pacientes con diabetes. Y es que, en el estudio, la mayoría de los pacientes asiáticos, especialmente mujeres y pacientes con bajo peso, no pudieron lograr un buen control de la glucosa en sangre debido a la falta de acceso a la insulina y otros medicamentos antidiabéticos, servicios de salud o educación para controlar su enfermedad.