Publicado 29/04/2021 08:14CET

Diabetes avanzada, factor de riesgo de muerte por COVID-19

Archivo - Mujer mayor con diabetes y la mascarilla en una revisión médica.
Archivo - Mujer mayor con diabetes y la mascarilla en una revisión médica. - TEMPURA/ISTOCK - Archivo

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una nueva revisión sistemática y un metaanálisis publicados en 'Diabetologia', la revista de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), muestran que los pacientes con un curso más avanzado de la diabetes tienen un mayor riesgo de muerte cuando se infectan con SARS-CoV-2.

El análisis incluye 22 estudios y 17.687 personas, y ha sido realizado por la doctora Sabrina Schlesinger, del Centro Alemán de Diabetes, Centro Leibniz de Investigación de la Diabetes de la Universidad Heinrich Heine de Düsseldorf (Alemania), y sus colegas.

Se trata de la primera edición de una revisión sistemática y un meta-análisis "vivos" sobre estudios observacionales que investigan los fenotipos en individuos con diabetes y la muerte y la gravedad relacionadas con la COVID-19, que los autores actualizarán periódicamente a medida que se publiquen nuevos estudios sobre la diabetes y la COVID-19.

La revisión encontró que las asociaciones con la muerte relacionada con la COVID-19 en personas con diabetes eran similares a las encontradas en la población general sin diabetes.

Los hombres con diabetes tenían un 28% más de probabilidades de morir con COVID-19 que las mujeres con diabetes, y las personas mayores de 65 años con diabetes tenían más de tres veces más probabilidades de morir que los menores de esa edad con diabetes. Con cada aumento de 5 años en la edad, el riesgo relativo de muerte relacionada con la COVID-19 en las personas con diabetes aumentaba en un 43%.

Sólo unos pocos de los 22 estudios investigaron los factores específicos de la diabetes relacionados con la COVID-19, y los autores piden que se realicen más estudios sobre estos factores para mejorar la solidez de las pruebas.

Se encontró que los pacientes que utilizan insulina para controlar su diabetes (a partir de 5 estudios) tienen un 75% más de probabilidades de morir con COVID-19 que los que no utilizan insulina. El uso de insulina suele indicar una evolución más avanzada de la diabetes. Por el contrario, las personas que trataban su diabetes con metformina (la terapia de "primera línea" utilizada en la mayoría de los casos de diabetes de tipo 2) tenían un 50% menos de probabilidades de morir con COVID-19 que las que no utilizaban metformina (a partir de 4 estudios).

Al igual que en la población general sin diabetes, se observó que las enfermedades preexistentes aumentaban el riesgo de muerte relacionada con COVID-19 en los diabéticos. Las enfermedades cardiovasculares (en un 56%, 8 estudios), la enfermedad renal crónica (en un 93%, 6 estudios) y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (en un 40%, 5 estudios) aumentaron el riesgo de muerte relacionada con la COVID-19 en las personas con diabetes.

"En conclusión --dicen los autores--, nuestra revisión sistémica y meta-análisis vivo proporciona la mejor evidencia actual sobre las asociaciones entre los fenotipos de los individuos con diabetes y la muerte confirmada relacionada con el SARS-CoV-2 y el COVID-19 y la gravedad del COVID-19".

Según añaden, "el sexo masculino, la edad avanzada y algunas afecciones preexistentes, así como el uso de insulina, la mayoría de los cuales son indicadores potenciales de un curso más progresivo de la diabetes, se asociaron con un mayor riesgo de muerte y gravedad relacionadas con la COVID-19 en individuos con diabetes e infección por el SARS-CoV-2, mientras que el uso de metformina se asoció con un menor riesgo de muerte".

Y concluyen que, "para reforzar las pruebas, se necesitan más estudios primarios que investiguen los factores de riesgo específicos de la diabetes, como el tipo y la duración de la diabetes o las afecciones preexistentes adicionales, y que tengan en cuenta variables importantes. Actualizaremos continuamente este informe para reforzar las pruebas de las asociaciones ya examinadas y para investigar otros resultados, como las complicaciones a largo plazo debidas a la COVID-19 para los individuos con diabetes".