La diabetes aumenta el riesgo de insuficiencia cardíaca, más en mujeres que en hombres

Publicado 19/07/2019 7:59:46CET
Diabetes, diabetes tipo 2, glucosa, prueba de glucosa
Diabetes, diabetes tipo 2, glucosa, prueba de glucosaPIXABAY/ PEEJHUNT - Archivo

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un estudio global con 12 millones de personas de 10 países (Australia, Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Suecia, Canadá, Japón, China, Taiwán y Corea) ha descubierto que la diabetes aumenta el riesgo de insuficiencia cardíaca y este aumento es mayor para las mujeres que para los hombres.

Investigadores del Instituto George para la Salud Global, en Sidney (Australia) determinaron que este diferencial era mayor en la diabetes tipo 1 que en la diabetes tipo 2. Así, la diabetes tipo 1 se asocia con un 47 por ciento más de riesgo de insuficiencia cardíaca en las mujeres en comparación con los hombres, mientras que la diabetes tipo 2 la diferencia es del 9 por ciento.

Los hallazgos publicados en 'Diabetologia', la revista de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), destacan la necesidad de una mayor investigación específica del sexo sobre la diabetes y cómo la condición puede contribuir potencialmente a las complicaciones cardíacas.

Según la Federación Internacional de Diabetes (FID), actualmente 415 millones de adultos en todo el mundo viven con diabetes, de los cuales aproximadamente 199 millones son mujeres. La FDI espera que para el año 2040 alrededor de 313 millones de mujeres sufran la enfermedad.

La diabetes es la novena causa de muerte en las mujeres y reclama 2,1 millones de vidas cada año, más que los hombres. La principal causa de muerte número uno para las mujeres es la enfermedad cardíaca.

"Ya se sabe que la diabetes contribuye a un mayor riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca, pero lo que nuestro estudio muestra por primera vez es que las mujeres corren un riesgo mucho mayor, tanto para la diabetes tipo 1 como para la tipo 2", asegura el autor principal e investigador asociado, el doctor Toshiaki Ohkuma, del Instituto George.

"El mayor riesgo de insuficiencia cardíaca después de un diagnóstico de diabetes es significativamente mayor en las mujeres que en los hombres, lo que destaca la importancia de la prevención y el tratamiento intensivos de la diabetes en las mujeres --explica--. Se requieren más investigaciones para comprender los mecanismos que respaldan el riesgo excesivo de insuficiencia cardíaca conferida por la diabetes (particularmente el tipo 1) en mujeres y para reducir la carga asociada con la misma en ambos sexos".

Según esta investigación, las mujeres con diabetes tipo 1 se asociaron con un riesgo de insuficiencia cardíaca más de 5 veces mayor en comparación con las personas sin diabetes. Para los hombres, el riesgo fue 3,5 veces mayor.

Los aumentos correspondientes en los riesgos de insuficiencia cardíaca asociados con la diabetes tipo 2 fueron del 95% en mujeres y del 74% en hombres.

Los investigadores también encontraron que tanto la diabetes tipo 1 como la tipo 2 eran factores de riesgo más fuertes para la insuficiencia cardíaca en las mujeres que en los hombres.

La coautora del estudio, la doctora Sanne Peters, del Instituto George para la Salud Global de la Universidad de Oxford, apunta que hay varias razones por las cuales las mujeres con diabetes tienen un mayor riesgo de complicaciones cardíacas.

"Se informó que las mujeres tienen prediabetes con una duración de más de dos años que los hombres. Este aumento puede estar asociado con un mayor exceso de riesgo de insuficiencia cardíaca en las mujeres --dice el doctor Peters--. Algunas de las principales preocupaciones son que estas también reciben un tratamiento insuficiente para la diabetes, no toman los mismos niveles de medicamentos que los hombres y tienen menos probabilidades de recibir cuidados intensivos".

La IDF informa que las niñas y mujeres con diabetes experimentan una serie de desafíos. Los roles de género, los desequilibrios de poder, las desigualdades socioeconómicas que resultan en una mala alimentación y la falta de actividad física pueden influir en la vulnerabilidad a la diabetes.

El acceso limitado de las mujeres a los servicios de salud y la falta de actividad proactiva cuando se trata de buscar tratamiento para problemas de salud también puede amplificar el impacto de la diabetes, particularmente en los países en desarrollo.

La diabetes es una de las principales causas de enfermedad cardiovascular, ceguera, insuficiencia renal y amputación de miembros inferiores. En el embarazo, la diabetes mal controlada aumenta el riesgo de complicaciones maternas y fetales. Las mujeres con diabetes tipo 2 también tienen un riesgo significativamente mayor de depresión en comparación con los hombres.

El Instituto George ha liderado la investigación específica de género y ya ha demostrado que las mujeres con diabetes tienen un riesgo excesivamente mayor de accidente cerebrovascular y enfermedad coronaria, así como las complicaciones no cardiovasculares de la demencia y el cáncer que los hombres. Actualmente está investigando las diferencias de género en el accidente cerebrovascular, así como otras enfermedades crónicas.

Contador