Publicado 25/05/2022 15:08

Determinantes biológicos, sanitarios y sociales causan diferencias entre hombres y mujeres en patologías,según expertos

El acto se ha celebrado en el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, que se celebra el sábado, 28 de mayo.
El acto se ha celebrado en el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, que se celebra el sábado, 28 de mayo. - ORGANON

   MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

   Los hombres y las mujeres pueden padecer las mismas enfermedades, tales como el cáncer, diabetes o enfermedades respiratorias, pero, sin embargo, los determinantes biológicos, sanitarios y sociales provocan que algunas patologías tengan diferente sintomatología, pronóstico y respuesta a los tratamientos entre hombres y mujeres.

   Así lo han explicado, en el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, los expertos reunidos en un desayuno informativo organizado por Organon, donde se ha pretendido ampliar el conocimiento sobre estas particularidades, así como dar a conocer las claves para impulsar una atención sanitaria con perspectiva de género.

   "El principal determinante biológico es el genético, que imprime las diferencias por sexo", ha asegurado el cardiólogo Héctor Bueno, coordinador del Área de Investigación Cardiovascular del Hospital 12 de Octubre e investigador del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC).

   Otro aspecto biológico esencial, según los expertos, es el menor tamaño corporal de las mujeres que, entre otros, afecta a las dimensiones de órganos y arterias. Asimismo, el metabolismo, la masa y la composición del organismo es distinto.

   "Las mujeres tienen una proporción de grasa mayor que los hombres, lo que afecta a la acumulación o eliminación de algunos fármacos", ha indicado Bueno.

   Estos aspectos, ha añadido, influyen también en la diferencia en la respuesta a agentes externos. Así, las mujeres son más vulnerables a tóxicos como el tabaco o el alcohol. "Tradicionalmente, en las historias clínicas se han recogido factores de riesgo cardiovasculares como colesterol alto, hipertensión, tabaco, diabetes. Sin embargo, hay factores de riesgo específicos de las mujeres que no se preguntan pese a que también tienen una gran relevancia en la historia natural de la enfermedad cardiovascular: menopausia (natural o quirúrgica), uso de anticonceptivos, factores relacionados con el embarazo (diabetes gestacional o preeclampsia), enfermedades autoinmunes", ha argumentado.

   Los determinantes sociales, que dependen de las normas sociales y culturales, también influyen en la salud de las mujeres por razón de su género. En este sentido, José María Bleda, sociólogo experto en determinantes sociales de la salud y profesor de Sociología en la Universidad de Castilla-La Mancha, ha asegurado que "los ingresos económicos, el nivel de educación, el lugar donde viven, la ocupación profesional o los múltiples papeles sociales que desempeñan".

   "Por ejemplo, los cuidados de la familia (niños, mayores, pareja) suelen recaer en ellas. Es un problema de género, estructural. Tener que compaginar estos cuidados con su trabajo fuera del hogar implica un conflicto de roles, que generalmente desemboca en problemas de salud mental, debido a factores tales como: estrés, ansiedad, depresión o trastornos de conducta alimentaria", ha comentado.

CLAVES PARA UNA ATENCIÓN SANITARIA CON PERSPECTIVA

   Para impulsar la atención sanitario con perspectiva, el doctor Bueno ha recomendado que, desde las etapas tempranas de la educación, se conciencie a la población acerca de la salud con perspectiva. Esto resulta de vital importancia ya que, por ejemplo, en muchas ocasiones las mujeres desconocen que la primera causa de muerte en la población femenina son las enfermedades cardiovasculares.

   Por su parte, el profesor Bleda ha insistido en que las modificaciones se deben realizar en las estructuras sociales, culturales y económica. "Hay que abordar la salud con perspectiva mejorando los servicios asistenciales actuales, pero incidiendo en los aspectos preventivos y de promoción de la salud, sin olvidar la atención rehabilitadora de las mujeres, pues son el colectivo que tiene la mayor esperanza media de vida", ha sentenciado.

Más información