Detectan infecciones causadas por hongos en cerebros de pacientes fallecidos con Alzheimer

Cerebro
FLICKR/WYINOUE
Publicado 23/10/2017 13:06:05CET

 

   MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) ha observado infecciones polimicrobianas que acompañarían a la infección principal causada por hongos en pacientes fallecidos afectados por la enfermedad de Alzheimer.

    El grupo de investigación que vienen publicando distintas evidencias que apuntan a una etiología fúngica de la enfermedad de Alzheimer, está dirigido por Luis Carrasco, catedrático de Microbiología de la UAM.

   En los últimos tres años han logrado demostrar la existencia de infecciones causadas por hongos en distintas partes del sistema nervioso central de pacientes fallecidos diagnosticados de enfermedad de Alzheimer.

   Mediante las técnica de PCR y secuenciación de próxima generación (next generation sequencing), han observado varias especies fúngicas pertenecientes a los géneros Alternaria, Botrytis, Candida, Cladosporium y Malassezia. "Las micosis del sistema nervioso central se han observado en el 100% de los casos examinados de enfermedad de Alzheimer", aseguran.

   Este nuevo trabajo, que ha sido publicado en 'Scientific Reports', se observa la presencia de otras infecciones que puedan acompañar a la infección principal de hongos en cerebros de personas diagnosticadas de enfermedad de Alzheimer. "No hemos encontrado evidencias de infección por virus herpes ni por espiroquetas ó clamidias. Sin embargo, hemos detectado la existencia de varias especies de bacterias que co-infectan el cerebro de estos pacientes", afirma Luis Carrasco.

   "Nuestra conclusión que existen infecciones polimicrobianas en el cerebro de estos pacientes y que las especies concretas que infectan a cada uno de ellos varían dependiendo de cada enfermo. Esto estaría de acuerdo con la variedad que existe en la evolución y severidad en los síntomas clínicos de cada paciente con enfermedad de Alzheimer", añade.

   De acuerdo con el trabajo, estos resultados explicarían por qué existe inflamación en el cerebro en la mayoría de estos pacientes y por qué se observa una estimulación de su sistema inmune.

   "Estos resultados completan los publicados anteriormente por nuestro grupo y son de interés para implementar las terapias adecuadas en estos pacientes utilizando agentes antimicrobianos", concluye Carrasco.