Publicado 10/08/2021 10:23CET

Detectado en Guinea el primer caso de enfermedad por el virus de Marburgo en África Occidental

Archivo - Virus de Marburgo
Archivo - Virus de Marburgo - THOMAS GEISBERT/UNIVERSIDAD DE TEXAS MEDICAL BRANC

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades sanitarias de Guinea han confirmado este lunes un caso de enfermedad por el virus de Marburgo en la prefectura meridional de Gueckedou. Se trata de la primera vez que se identifica en el país, y en África Occidental, el virus de Marburgo, una enfermedad altamente infecciosa que provoca fiebre hemorrágica.

El Marburgo, que pertenece a la misma familia que el virus que causa el ébola, se detectó menos de dos meses después de que Guinea declarara el fin de un brote de ébola que estalló a principios de este año. Las muestras tomadas de un paciente ya fallecido y analizadas por un laboratorio de campo en Gueckedou, así como por el laboratorio nacional de fiebre hemorrágica de Guinea, dieron positivo para el virus de Marburgo. Los análisis posteriores realizados por el Instituto Pasteur de Senegal confirmaron el resultado.

El paciente había acudido a una clínica local de la zona de Koundou, en Gueckedou, donde se había enviado un equipo de investigación médica para sondear el empeoramiento de sus síntomas.

"Aplaudimos la alerta y la rápida acción investigadora de los trabajadores sanitarios de Guinea. La posibilidad de que el virus de Marburgo se extienda a lo largo y ancho significa que tenemos que detenerlo en seco. Estamos trabajando con las autoridades sanitarias para poner en marcha una respuesta rápida que aproveche la experiencia y los conocimientos de Guinea en la gestión del ébola, que se transmite de forma similar", ha comentado el director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para África, Matshidiso Moeti.

Gueckedou, donde se ha confirmado la presencia de Marburgo, es también la misma región donde se detectaron inicialmente los casos del brote de ébola de 2021 en Guinea, así como el brote de África Occidental de 2014-2016.

La OMS informa de que se está intentando identificar a las personas que puedan haber estado en contacto con el paciente. Un equipo inicial de 10 expertos de la OMS, entre ellos epidemiólogos y socioantropólogos, está sobre el terreno ayudando a investigar el caso y apoyando a las autoridades sanitarias nacionales para que intensifiquen rápidamente la respuesta de emergencia, lo que incluye la evaluación del riesgo, la vigilancia de la enfermedad, la movilización de la comunidad, la realización de pruebas, la atención clínica y la prevención de la infección, así como el apoyo logístico.

También se está reforzando la vigilancia transfronteriza para detectar rápidamente cualquier caso, con los países vecinos en alerta. Los sistemas de control del ébola implantados en Guinea y en los países vecinos están resultando cruciales para la respuesta de emergencia al virus de Marburgo.

El virus de Marburgo se transmite a las personas a través de los murciélagos de la fruta y se propaga entre los seres humanos a través del contacto directo con los fluidos corporales de personas, superficies y materiales infectados.

La enfermedad comienza bruscamente, con fiebre alta, dolor de cabeza intenso y malestar general. Muchos pacientes desarrollan signos hemorrágicos graves en un plazo de siete días. Las tasas de letalidad han variado entre el 24 y el 88 por ciento en brotes anteriores, dependiendo de la cepa del virus y del manejo de los casos.

Aunque no hay vacunas ni tratamientos antivirales aprobados para tratar el virus, la rehidratación con líquidos orales o intravenosos y el tratamiento de síntomas específicos mejoran la supervivencia. Se está evaluando una serie de posibles tratamientos, como productos sanguíneos, terapias inmunológicas y farmacoterapias. En África se han registrado brotes anteriores y casos esporádicos en Angola, la República Democrática del Congo, Kenia, Sudáfrica y Uganda.