La detección precoz de la entesitis y terapia con bloqueadores de la IL-17A, retos de futuro de la artritis psoriásica

Empresas.- Estudio prueba que bimekizumab (UCB) mantiene remisión cutánea a larg
PIXABAY/MYSI - Archivo
Publicado 25/03/2019 11:28:36CET

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los principales retos de futuro en el manejo y abordaje de la artritis psoriásica son la detección precoz de la entesitis y el tratamiento con fármacos altamente efectivos como los bloqueadores de la IL-17A, según ha dicho el jefe de Sección de Reumatología del Servicio de Clínica Médica del Hospital Italiano de Buenos Aires (Argentina), Enrique R. Soriano.

El experto se ha pronunciado así durante el XXV Simposio Internacional de Inflamación y Enfermedades Reumáticas, organizado por la Asociación Foro para la Innovación en Enfermedades Músculo Esqueléticas, en colaboración con Novartis, y en el que se han analizado los últimos avances en el tratamiento, diagnóstico y práctica clínica de enfermedades autoinmunes y reumáticas como la artritis psoriásica y la espondiloartritis axial.

"En el 90 por ciento de los pacientes con artritis psoriásica, la psoriasis precede a los problemas articulares durante aproximadamente diez años y, precisamente, este es uno de los inicios fisiopatológicos que se ha podido identificar: la artritis psoriásica podría comenzar por una inflamación en la entesis, el punto donde el tendón se une al hueso", ha dicho.

A su juicio, la revisión 'Schett' y otras investigaciones recientes contribuyen a mejorar las perspectivas de futuro del paciente susceptible de desarrollar artritis psoriásica, ya que cada día se está más cerca de garantizar su detección precoz. "Instrumentos como la ecografía o la resonancia magnética nuclear son esenciales para detectar la entesitis de forma relativamente temprana", ha añadido.

Dicho esto, el experto ha recordado que existen fármacos "muy efectivos" para el tratamiento de esta patología por su papel como bloqueador de la interleucina IL-17A, una sustancia habitual en el cuerpo, producida por distintas células como las que residen en la entesis y tienden a producir su inflamación. Frente a estímulos como el traumatismo o microtraumatismo repetido o el sobrepeso, esta célula de la entesis libera interleucina 17A y, en individuos susceptibles, produce la inflamación que posteriormente desencadena la artritis psoriásica.

La entesis, estructura esencial para la locomoción, es la inserción de los tendones y ligamentos sobre la superficie del hueso. La inflamación de las entesis, conocida como entesitis, es una característica clínica distintiva de enfermedades musculoesqueléticas inflamatorias como la artritis psoriásica y la espondiloartritis.

"Esta inflamación resulta clave a la hora de diferenciar estas patologías reumáticas de otras como la artritis reumatoide. Mientras que esta patología comienza en la articulación y, eventualmente, puede comprometer los tendones, la artritis psoriásica o la espondiloartritis surge en la entesis y posteriormente, se extiende a la articulación. Por ello, la detección temprana de esta inflamación es clave para frenar la aparición de estas enfermedades", ha zanjado Soriano.