Publicado 11/06/2021 07:10CET

Desvelan uno de los misterios de la inmunidad natural contra la malaria

Archivo - Fundación Recover acompaña a colegios en Camerún para que Aprendan a identificar de forma precoz casos de malaria entre Sus alumnos
Archivo - Fundación Recover acompaña a colegios en Camerún para que Aprendan a identificar de forma precoz casos de malaria entre Sus alumnos - FUNDACIÓN RECOVER - Archivo

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

En el primer y mayor estudio metabolómico global de niños africanos antes y después de la infección por malaria, el profesor adjunto de Biología de la Universidad NYU Abu Dhabi, Youssef Idaghdour, y sus colegas del Centro Nacional de Investigación y Formación sobre el Paludismo de Burkina Faso han avanzado en la comprensión de los mecanismos moleculares en juego durante la malaria humana.

Los investigadores han demostrado cómo el estudio de las diferencias étnicas en las respuestas metabólicas a la infección puede ayudar a explicar las fuentes de susceptibilidad y resistencia en esta enfermedad mortal.

El estudio, publicado en la revista 'Nature Metabolism', ofrece una nueva visión de un área de investigación que había sido muy limitada fuera del ámbito del laboratorio. Se sabe poco sobre las interacciones del parásito con el sistema inmunitario en un huésped vivo, especialmente en los niños, que son el grupo de edad más vulnerable a la infección.

El equipo estudió muestras de sangre de niños de dos grupos étnicos de zonas rurales remotas de Burkina Faso, Gouin y Fulani, para ver cómo respondían al parásito de la malaria 'Plasmodium falciparum'.

Descubrieron un aumento de las moléculas esteroides que inhiben el sistema inmunitario y una fuerte firma inmunosupresora en los niños Gouin. El estudio del enigmático grupo étnico Fulani, menos susceptible a la malaria, reveló perfiles de esteroides opuestos y una mayor reactividad inmunitaria a la infección.

"La comparación interétnica apunta a un mecanismo molecular fundamental que podría definir el resultado de la infección en los niños, y es fascinante cómo dos grupos humanos pueden divergir funcionalmente de tal manera", admite Idaghdour.

Por su parte, Wael Abdrabou, primer autor del trabajo, asegura que "estos resultados cambiarán nuestra comprensión de cómo lograr mejores intervenciones terapéuticas contra la malaria y la respuesta de las vacunas en las poblaciones".

"Estos resultados demuestran lo útil que puede ser adoptar la diversidad étnica en nuestros estudios para dilucidar los mecanismos de la enfermedad", apostilla el investigador principal del equipo clínico en Burkina Faso, Issiaka Soulama.

En 2019, 409.000 personas murieron de malaria y la mayoría eran niños pequeños en el África subsahariana. Los costes económicos anuales de esta enfermedad solo para África ascienden a 12.000 millones de dólares (unos 9.900 millones de euros).

Contador