Publicado 16/04/2020 11:44:13 +02:00CET

Un desinfectante de manos con energía solar, proyecto ganador del hackathon respaldado por la ESA

Unidad de desinfección de manos con energía solar
Unidad de desinfección de manos con energía solar - SUNCRAFTER - Archivo

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una empresa de nueva creación que ha reutilizado células solares recicladas para generar luz ultravioleta para desinfectar las manos ha resultado ganadora del hackathon organizado por Garage48, con sede en Estonia, y patrocinado por el centro de incubación de negocios de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Estonia.

Más de 12.000 personas de más de 100 países han participado en este hackaton, diseñado para compartir y desarrollar rápidamente ideas para combatir la pandemia de coronavirus.

El dispositivo de desinfección utiliza luz a longitudes de onda demostradas para matar gérmenes, al tiempo que es segura para el contacto con la piel y los ojos. El proyecto fue presentado por SunCrafter, una nueva empresa alemana que utiliza módulos desmantelados por granjas solares industriales para proporcionar energía a comunidades remotas.

Lisa Wendzich, fundadora y directora ejecutiva de SunCrafter, asegura que la compañía, que está alojada en el campus de innovación de Siemens en Berlín, está en busca de socios para identificar cómo fabricar un número significativo de unidades en las próximas semanas y meses.

"Esta tecnología podría usarse en hospitales de campaña, campamentos de refugiados y barrios marginales urbanos en países con suministros de energía deficientes, así como en espacios públicos en el norte global", afirma.

El hackathon abordó 12 temas, incluidos la educación, la economía, la salud mental y el medio ambiente. Los participantes se mantuvieron motivados por un mensaje grabado de la astronauta de la ESA Samantha Cristoforetti y los ganadores fueron anunciados este 12 de abril.

Joana Kamenova, analista de divulgación y negocios de la ESA, fue una de las 180 personas que se ofreció como voluntaria como mentora de respuesta durante el hackathon y ayudó a evaluar algunas de las propuestas.

"Hubo ideas muy progresistas sobre cómo abordar la crisis actual. ¿Cómo apoyamos a las pequeñas empresas que salen del bloqueo actual? ¿Cómo aprendemos de esta crisis y abordamos el cambio climático? Contemplar cómo se pueden ampliar las soluciones emergentes utilizando datos espaciales y tecnología es muy emocionante. Algunas de las ideas son realmente épicas", considera.

El centro de incubadoras de empresas de la ESA en Tartu (Estonia) se pondrá en contacto con los equipos que desarrollaron nuevas ideas relacionadas con el espacio para ayudarles a obtener el apoyo financiero que necesitan para llevar su solución al mercado.