Descubren un nuevo tipo de mutación genética que reduce el miedo y la ansiedad y aumenta la interacción social

Publicado 06/05/2019 17:23:05CET
PIXABAY - Archivo

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad del este de Finlandia y la Universidad de Oulu han descubierto, utilizando la tecnología de manipulación de genes para eliminar el gen P4h-tm del genoma del ratón, un nuevo tipo de mutación genética que reduce el miedo y la ansiedad, y aumenta la interacción social.

Las investigaciones, cuyo trabajo ha sido publicado en 'Neuropharmacology', evaluaron a los ratones con una gran batería de pruebas de comportamiento que incluía un nuevo tipo de prueba para la reacción de pánico. Los ratones se colocaron en una caja hermética que primero se llenó con aire normal de la habitación, luego con dióxido de carbono al 10 por ciento.

Los ratones con la mutación P4h-tm mostraron sustancialmente menos congelación que los ratones de control en respuesta a la exposición al dióxido de carbono. En las pruebas de interacción social, estos ratones tuvieron claramente más contacto con otro ratón que con los controles y, además tenían menos miedo y ansiedad.

El gen P4h-tm explica la transcripción de la proteína P4H-TM, la cual pertenece a la familia de las prolil-4-hidroxilasas que desempeñan un papel fundamental en la adaptación celular a una repentina falta de oxígeno. Sin embargo, la proteína P4H-TM difiere de otras prolil-4-hidroxilasas tanto en su estructura como en su ubicación inusual (retículo endoplasmático).

El papel fisiológico de la proteína P4H-TM sigue siendo difícil de alcanzar a pesar de los años de investigación intensiva, si bien se supone que tiene otros efectos en la biología celular, además de la adaptación a diferentes niveles de oxígeno.

"Nuestros hallazgos son realmente interesantes, pero en base a un reciente estudio internacional dirigido por la Universidad de la Universidad, sabemos que la deficiencia del gen P4H-TM produce graves defectos de desarrollo en los seres humanos. Sin embargo, a la luz del conocimiento actual, no podemos decir si estos efectos dañinos surgen del desarrollo embrionario o si también aparecerían si la función de la proteína P4H-TM se inhibiera en la edad adulta", han explicado los investigadores.

Aunque el sorprendente efecto de la anulación del gen P4h-tm en las reacciones emocionales de los ratones todavía está lejos de la aplicación terapéutica, puede conducir al descubrimiento de mecanismos neuroquímicos que regulan las emociones y, a su vez, podría ayudar a desarrollar nuevos fármacos antiansiedad y antidepresivos.