Descubren nuevas mutaciones de cáncer en regiones poco exploradas del genoma

Publicado 20/01/2020 12:59:07CET
Genoma, ADN
Genoma, ADN - PIXABAY - Archivo

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto de Investigación del Cáncer de Ontario (Canadá) han descubierto nuevas regiones de ADN no codificante que, cuando se alteran, pueden conducir al crecimiento y la progresión del cáncer. Así, este estudio, publicado en la revista 'Molecular Cell', revela nuevos mecanismos de progresión de la enfermedad que podrían conducir a nuevas vías de investigación y, en última instancia, a mejores pruebas de diagnóstico y terapias de precisión.

Aunque otros estudios anteriores se han centrado en el 2 por ciento del genoma que codifica las proteínas, conocidas como genes, este estudio analizó los patrones de mutación dentro de las grandes regiones no codificantes del ADN humano que controlan cómo y cuándo se activan los genes.

"Las mutaciones cancerígenas son relativamente raras en estas grandes regiones no codificantes que a menudo se encuentran lejos de los genes, lo que presenta grandes retos para el análisis sistemático de datos. Gracias a las nuevas herramientas estadísticas y a los datos de la secuenciación del genoma completo de más de 1.800 pacientes, encontramos pruebas de nuevos mecanismos moleculares que pueden causar cáncer y dar lugar a tumores más agresivos", explica el autor principal de la investigación, Jüri Reimand.

El grupo de investigación analizó más de 100.000 secciones del genoma de cada paciente, centrándose en las regiones no codificantes, que a menudo son pasadas por alto. Se predijo que una de las 30 regiones clave descubiertas tenía un papel significativo en la regulación de un gen antitumoral conocido en las células cancerosas, a pesar de estar a más de 250.000 pares de bases del genoma. El grupo realizó experimentos de edición del genoma CRISPR-Cas9 y funcionales en líneas celulares humanas para explorar las propiedades cancerígenas de esta región no codificante.

"Caracterizamos varias regiones no codificantes potencialmente implicadas en la oncogénesis, pero solo hemos arañado la superficie. Con nuestros algoritmos y los conjuntos de datos de rápido crecimiento de los genomas y perfiles epigenéticos de los pacientes de cáncer, esperamos posibilitar futuros descubrimientos que podrían conducir a nuevas formas de predecir cómo progresará el cáncer de un paciente y, en última instancia, a nuevas formas de enfocar la enfermedad de un paciente o de diagnosticarla con mayor precisión", asegura Reimand.

Para leer más