Descubren una nueva forma de prevenir enfermedades del corazón en la diabetes tipo 1

Diabetes
PIXABAY - Archivo
Publicado 22/10/2018 7:46:33CET

    MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Científicos de la Universidad de Newcastle, en Reino Unido, han revelado el mecanismo que permite que un medicamento recetado comúnmente para la diabetes tipo 2 prevenga enfermedades cardiacas en pacientes con diabetes tipo 1 y podría llevar al desarrollo de nuevos tratamientos.

   La metformina es un tratamiento económico que a menudo se usa para la diabetes tipo 2 con el fin de disminuir los niveles de azúcar en la sangre al reducir la producción de glucosa en el hígado. El medicamento no se administra regularmente a pacientes con diabetes tipo 1.

   Un ensayo clínico ha revelado que la metformina puede promover la capacidad del paciente para reparar sus propios vasos sanguíneos dañados al disminuir la presencia de microARNs (miRs) que promueven el crecimiento de los vasos sanguíneos, además de mejorar los niveles de glucosa. Estos microARNs son moléculas mensajeras que regulan diferentes genes en distintas células.

   La doctora Jolanta Weaver, profesora principal de Medicina de Diabetes en la Universidad de Newcastle y Consultora Honorífica de Diabetología en el Hospital Queen Elizabeth de Gateshead, dirigió el ensayo clínico en el hospital de Gateshead y es la autora principal del trabajo que se publica en 'International Journal of Molecular Sciences'.

   Esta experta explica: "Es un desarrollo emocionante, ya que entender este mecanismo subyacente abre la posibilidad de nuevas formas de tratamiento que reducirán las posibilidades de que los pacientes con diabetes tipo 1 desarrollen una enfermedad cardiaca".

   "Dado que los resultados de la enfermedad cardiaca son peores en los pacientes diabéticos en comparación con las personas que no tienen diabetes, es necesario identificar opciones de tratamiento adicionales. Nuestro estudio anterior mostró que las células madre vasculares mejoraron con la metformina, por lo que éste fue el primer ejemplo de cómo la metformina mejoró la enfermedad cardiaca y disminuyó los niveles de glucosa", detalla.

   "Ahora sabemos que el medicamento metformina pudo hacer esto al disminuir la presencia de microARNs", agrega esta investigadora. Un estudio previo reveló el potencial de la metformina para retardar el desarrollo o retrasar la enfermedad cardiaca; sin embargo, es la primera vez que se ha identificado el potencial de los miRs en la prevención de la enfermedad cardíaca.

ENSAYO CLÍNICO

   El estudio, conocido como MERIT, fue el primero en probar la metformina para determinar los efectos cardioprotectores en pacientes con diabetes tipo 1. En un estudio abierto, de casos y controles, el grupo de tratamiento consistió en 23 personas, con edades comprendidas entre 19 y 65 años, con diabetes tipo 1 que estaban libres de enfermedad cardiovascular. Fueron tratados con metformina durante ocho semanas.

   Los pacientes en el grupo de tratamiento se compararon con un grupo estándar de nueve pacientes con diabetes tipo 1 que tomaban insulina estándar. Además, hubo 23 participantes en el grupo de control "sano" sin diabetes. Al comienzo del estudio, se detectó que los microARN anti-angiogénicos, miR-222, miR-195 y miR-21a eran más altos en los pacientes diabéticos tipo 1 en comparación con el grupo control, pero el tratamiento con metformina redujo con éxito los niveles de miR-222, miR-195 y miR-21a.

   Además, a medida que los niveles de miR-222 disminuyeron, hubo una caída correspondiente en la cantidad de células endoteliales circulantes, lo que indica una mejora en la reparación vascular. "Estos resultados confirman que, además de mejorar el control del azúcar en la sangre de un paciente, la metformina está trabajando para proteger el corazón", agrega Weaver. El equipo ahora trabajará para promover el trabajo con el objetivo de desarrollar nuevas terapias basadas en la regulación de los niveles de microARNs.

Contador