Publicado 20/11/2020 07:58CET

Descubren una mutación que protege de enfermedades

El ADN, que tiene una estructura de doble hélice, puede tener muchas mutaciones y variaciones genéticas.
El ADN, que tiene una estructura de doble hélice, puede tener muchas mutaciones y variaciones genéticas. - NIH - Archivo

   MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Los investigadores de la Universidad McMaster y el Instituto de Investigación Clínica de Montreal, en Canadá, creen que han encontrado una fuente de juventud en una mutación genética que protege contra enfermedades, que al parecer es exclusiva de algunas familias francocanadienses, según publican en la revista 'Journal of Clinical Investigation'.

   Inicialmente se pensó que la mutación del gen PCSK9, denominada PCSK9Q152H, protegía contra las enfermedades cardiovasculares. Estudios recientes revelan que puede proteger también contra otras enfermedades humanas, principalmente enfermedades del hígado. Puede permitir que los afortunados sujetos mutantes PCSK9Q152H se mantengan en buen estado de salud y vivan más tiempo.

   El trabajo fue dirigido por los biólogos vasculares Richard Austin y Paul Lebeau, de la Universidad McMaster, y por el endocrinólogo del Instituto de Investigación Clínica de Montreal Michel Chrétien, profesor emérito de la Universidad de Montreal.

   "Estos son hallazgos emocionantes; lo que hemos encontrado puede representar una especie de fuente de juventud --celebra Austin, profesor de medicina y uno de los autores principales del estudio--. Ahora queremos ver si podemos idear un enfoque de terapia génica para sobreexpresar esta variante genética mutante específica en el hígado y, por lo tanto, ofrecer un tratamiento innovador para una serie de enfermedades que normalmente conducen a una muerte prematura".

   La noticia de la mutación PCSK9Q152H se publicó por primera vez en 2011, después de que Chrétien, el investigador clínico principal del estudio actual, la descubriera en una familia francocanadiense. Expresado principalmente en el hígado, el gen mutado reduce el colesterol LDL ("malo") en plasma de una persona y previene las enfermedades cardiovasculares. Chrétien y su colega del IRCM, Hanny Wassef, también lo encontraron en otras dos grandes familias francocanadienses.

   Las personas que portan esta mutación genética están sorprendentemente sanas hasta bien entrados los 80 y mediados de los 90. Además de su bajo colesterol LDL en plasma y su bajo riesgo de enfermedades cardiovasculares, su función hepática es completamente normal cuando se mide a través de imágenes y una evaluación médica completa, encontraron los científicos de Montreal.

   Sin embargo, hasta ahora, el mecanismo subyacente por el cual la mutación representaba un beneficio para la salud distinto al cardiovascular era un misterio.

   En el nuevo estudio, los investigadores de McMaster muestran que la sobreexpresión de esta variante genética en el hígado de ratones que no portan PCSK9Q152H tuvo un efecto protector sorprendente contra las lesiones y disfunciones del hígado. Además, la sobreexpresión condujo a una gran reducción en sus niveles circulantes de PCSK9, al igual que ocurre en las personas, disminuyendo el colesterol malo de las personas y manteniéndolas en buena salud cardiovascular.

   "Cuando iniciamos estos estudios, habíamos especulado que la introducción de la proteína mutante PCSK9Q152H en el hígado de ratones causaría daño o disfunción hepática", señala Austin. "Pero para nuestro asombro --añade Lebeau-- la sobreexpresión de la variante del gen mutante en los hígados de los ratones no causó estrés en el sistema de fabricación y empaquetado celular llamado retículo endoplásmico, o ER, y en realidad protegió contra la lesión hepática inducida por el estrés de ER".

   En su laboratorio, los científicos de McMaster demostraron que la variante del gen mutante actúa como una proteína co-chaperona única para estabilizar varias chaperonas ER conocidas, a saber, GRP78 y GRP94, y para aumentar su actividad protectora contra el daño hepático.

   "Estos resultados del grupo del doctor Austin son particularmente gratificantes, ya que explican experimentalmente que esta mutación genética, conocida por reducir los accidentes cardiovasculares, también protege contra la lesión y disfunción hepática, incluso en personas que tienen entre 80 y 90 años", señala Chrétien, también científico emérito del Instituto de Investigación del Hospital de Ottawa.

   "Además --añade--, estos hallazgos deberían permitirnos determinar si esta mutación única proporciona protección adicional contra enfermedades hepáticas como el cáncer, además de su efecto protector contra accidentes cardiovasculares".

Contador