Descubren un mecanismo que hace que los bebés tengan más probabilidades que los adultos de morir por sepsis

Publicado 04/07/2019 17:55:57CET
Sepsis
Sepsis - MARIANA J. KAPLAN / NIAMS SYSTEMIC AUTOIMMUNITY BR

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Centro de Investigación de Enfermedades Inflamatorias en Ribeirão Preto (Brasil) han identificado un mecanismo inmunológico que hace que los bebés tengan más probabilidades que los adultos de morir de sepsis.

En su trabajo, publicado en la revista 'Critical Care', el grupo decidió determinar exactamente qué sustancias produce el sistema inmunitario durante la sepsis. Su hipótesis era que las células de defensa en los bebés deben producir más sustancias oxidantes, como oxígeno y radicales libres de nitrógeno. Lo que encontraron, sin embargo, fue lo contrario.

"Nos llevó mucho tiempo entender por qué los bebés tienen más lesiones en los tejidos si producen cantidades más pequeñas de radicales libres. Finalmente, decidimos investigar los NET (trampas extracelulares de neutrófilos)", explica el investigador principal del trabajo, Fernando de Queiroz Cunha.

Los neutrófilos son glóbulos blancos que forman la primera línea del sistema inmunológico, fagocitando (matando) bacterias, hongos y virus. NET son estructuras compuestas de ADN y proteínas granulares que atrapan y matan rápidamente a los patógenos.

"Este mecanismo inmunológico fue descrito por primera vez hace unos diez años. En algunas situaciones, por razones mal entendidas, el sistema inmunológico activa una enzima llamada PAD-4, que aumenta la permeabilidad del núcleo de los neutrófilos. Cuando esto sucede, el material genético en el núcleo se duplica y forma 'redes', que son liberadas por la célula en el medio extracelular para atrapar y matar bacterias", detalla Cunha.

Estas redes se activan normalmente por infecciones bacterianas, así como por algunos virus, entre ellos el chikungunya, el arbovirus que causa la mayor parte de las lesiones en los tejidos. El mecanismo también se presenta en algunos trastornos autoinmunitarios. "El principal problema es que las redes no solo son tóxicas para los patógenos: también dañan las células humanas. De hecho, hacen más daño que los radicales libres de oxígeno y nitrógeno", comenta el doctor.

Sus análisis de laboratorio mostraron que los neutrófilos de los lactantes produjeron un 40 por ciento más de NET que los de los adultos, en el caso de los humanos. La diferencia fue del 60 por ciento en ratones. A continuación, el grupo se propuso utilizar modelos experimentales para comprender cómo funciona este mecanismo inmunitario en la sepsis.

Los experimentos con ratones involucraron a un grupo de bebés de dos semanas de edad y a un grupo de adultos jóvenes y sanos. Ambos recibieron una inyección intraperitoneal de bacterias intestinales y desarrollaron sepsis. "Una dosis de bacterias suficiente para matar al cien por cien de los bebés mató solo al 50 por ciento de los adultos. Esa es una diferencia significativa. Además, en los días posteriores a la inyección, los ratones bebés mostraron niveles más altos de bacteriemia[bacterias en el torrente sanguíneo] y de marcadores bioquímicos que indicaban lesiones en los órganos", comenta Cunha.

Ahora, los científicos están planeando probar nuevos enfoques terapéuticos basados en el descubrimiento. "Estamos diseñando un ensayo clínico con medicamentos que han sido aprobados para uso humano y se sabe que inducen este mecanismo inmunológico, con el objetivo de mejorar la tasa de supervivencia de los niños con sepsis", concluye el científico brasileño.

Contador