Publicado 14/12/2020 14:03CET

Descubren un mecanismo por el que el ejercicio físico mejora la sensibilidad a la insulina

Pareja de personas mayores haciendo ejercicio en casa.
Pareja de personas mayores haciendo ejercicio en casa. - HALFPOINT/ISTOCK - Archivo

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ejercicio físico induce efectos beneficiosos sobre el metabolismo a través un mecanismo por el cual los músculos liberan determinados microRNAs que, transportados en pequeñas vesículas (exosomas), permiten modular en el hígado la expresión de ciertos genes que mejoran la sensibilidad a la insulina, según un estudio realizado por investigadores del CIBERDEM y del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), publicado en 'PNAS'.

Los microRNAs son pequeñas moléculas que tienen la capacidad de regular la expresión de los genes. Los pueden secretar casi todas las células, y se distribuyen a través de la sangre por el organismo contenidos en los exosomas, unas pequeñas nanovesículas capaces de transportarlos que se han revelado como un sistema potencialmente muy relevante para la comunicación intercelular.

Los cambios en el perfil de los microRNAs circulantes en la sangre se asocian a varias enfermedades, incluyendo las metabólicas, por lo que son útiles como biomarcadores para mejorar el diagnóstico de las enfermedades y monitorizar la respuesta a los tratamientos.

Ante esto, el nuevo trabajo demuestra que en respuesta al ejercicio se producen cambios en el patrón de los microRNAs que contienen estos exosomas. En el estudio, los investigadores administraron exosomas de ratones entrenados a ratones sedentarios y observaron que éstos son capaces de modular la expresión de ciertos genes en el hígado, lo que mejoró la sensibilidad a la insulina de los animales tratados.

"El estudio revela un mecanismo de comunicación entre diferentes órganos, en este caso músculo e hígado, poco explorado hasta la fecha, y proporciona una nueva diana terapéutica para el tratamiento de la diabetes tipo 2 y el síndrome metabólico. Esta nueva vía resulta de particular interés para aquellos pacientes de avanzada edad o con problemas de fragilidad física que les impida realizar esfuerzos intensivos", han dicho los expertos.