Descubren una forma de ayudar a la regeneración nerviosa en la lesión de la médula espinal

Silla de ruedas, esclerosis
PIXABAY
Actualizado 15/12/2017 7:23:36 CET

   MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Actualmente, no existe una cura para la lesión de la médula espinal o el tratamiento para ayudar a la regeneración nerviosa, por lo que las terapias que ofrecen intervención son limitadas. Las personas con lesiones graves de la médula espinal pueden quedar paralizadas de por vida y esto a menudo va acompañado de incontinencia.

   Un equipo dirigido por los doctores Liang-Fong Wong y Nicolas Granger, de la Facultad de Ciencias de la Salud de Bristol, en Reino Unido, ha trasplantado con éxito células genéticamente modificadas que secretan una molécula de tratamiento que ha demostrado ser eficaz para eliminar la cicatriz después del daño de la médula espinal. La cicatriz en la médula espinal dañada típicamente limita la recuperación al bloquear el rebrote nervioso.

   Trabajos previos del equipo demostraron que las células olfativas que se toman del "sistema de olores" donde se regeneran y reparan durante toda la vida para mantener el sentido del olfato, podrían modificarse genéticamente para secretar una enzima de tratamiento conocida como condroitinasa ABC (ChABC). Esta enzima de tratamiento es clave para romper la cicatriz glial en el punto de lesión de la médula espinal y ayudar a promover la regeneración nerviosa.

   Sin embargo, aunque estudios previos han demostrado que ChABC es eficaz para promover la regeneración nerviosa cuando se inyecta en modelos experimentales de lesión de la médula espinal como tratamiento farmacológico, se degrada rápidamente a la temperatura corporal y puede requerirse su administración repetida para mantener la eficacia.

   En este estudio, los investigadores combinaron ambos tratamientos para tratar a los roedores con lesión de la médula espinal con células olfativas genéticamente modificadas para expresar ChABC. Después del trasplante las células en modelos de roedores, el equipo pudo demostrar la secreción exitosa de la enzima ChABC y la eliminación de parte de la cicatriz de la glía. Esto condujo a un aumento de la brotación nerviosa en la médula espinal, lo que sugiere una regeneración nerviosa exitosa después del tratamiento.

UN MÉTODO VIABLE DE SUMINISTRO DE UNA ENZIMA

   El trabajo proporciona una prueba de concepto importante de que esta estrategia de trasplante celular es un método viable para suministrar esta enzima clave ChABC en un modelo de lesión de la médula espinal en roedores y podría potencialmente usarse para permitir que las células sean más eficientes en la reparación de la médula espinal.

   El doctor Liang-Fong Wong, de la Escuela de Medicina de Bristol, Reino Unido, señala: "Aunque estos resultados iniciales parecen prometedores, para determinar la supervivencia a largo plazo de nuestras células genéticamente modificadas y evaluar la recuperación funcional, como la recuperación de la marcha o la recuperación de la continencia, se necesita realizar más estudios para probar estos trasplantes de células en más modelos de lesiones crónicas".

   El doctor Nicolas Granger, de la Facultad de Veterinaria de Bristol, agrega: "Llevar esta terapia aún más lejos, por ejemplo, al aplicarla a perros de compañía que se ven naturalmente afectados por lesión de la médula espinal y permanecen paralizados, podría ayudar a mejorar la recuperación del caminar en estos perros a largo plazo y allanar el camino para que este enfoque se aplique a las lesiones de la médula espinal humana ".

   El trabajo fue financiado mediante subvenciones de Wellcome Trust, el Consejo de Investigación de Biotecnología y Ciencias Biológicas (BBSRC, por sus silgas en inglés) y el Instituto Elizabeth Blackwell de Investigación en Salud de la Universidad de Briston, todas ellas instituciones británicas.