Descubren cómo el envejecimiento cambia el hígado en personas sanas y agrava enfermedades

Hígado
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MAGICMINE - Archivo
Publicado 05/03/2019 12:50:11CET

Alertan que en 30 años se ha estudiado ratones jóvenes cuando la mayoría de enfermos son mayores

BARCELONA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Institut d'Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (Idibaps) de Barcelona han descrito en tres estudios el impacto del envejecimiento en el hígado, con cambios moleculares en animales y personas sanas y enfermas, en las que provoca un empeoramiento más rápido y más prevalencia de patologías, y han concluido que los estudios y terapias tendrían que contemplar este factor.

En una atención a los medios este martes, el coordinador de los trabajos, Jordi Gracia-Sancho, ha alertado: "En las últimas tres décadas se han desarrollado numerosos estudios biomédicos que se han demostrado que no eran útiles en la practica", y han descubierto que era porque investigaban en ratones jóvenes para tratar a enfermos mayores.

"En el futuro, se debería usar modelos preclínicos experimentales que fueran lo mas parecido posible al paciente", por lo que en el caso de enfermedades hepáticas se deberían estudiar modelos envejecidos, ha indicado el jefe del grupo de Biología Vascular Hepática del Idibaps e investigador del CIBERERHD.

Con las investigadoras Raquel Maeso-Díaz y Diana Hide como primeras firmantes, los trabajos han descrito que los animales y las personas con cirrosis que son más viejas tienen una firma molecular diferente, así como una progresión distinta: "El hígado viejo está más desprotegido o no tiene tantos mecanismos de defensa", es más fibrótico y más duro, según Gracia-Sancho.

PEOR PERFUSIÓN EN HÍGADOS SANOS

En el primer estudio, publicado en 'Aging Cell', han identificado que el hígado de ratas de avanzada edad sanas tiene una mayor resistencia vascular, lo que provoca una peor circulación de fluidos dentro del hígado (perfusión) y un aumento de la presión portal (en la vena porta), y se han validado estas diferencias en muestras de hígado de personas jóvenes y mayores.

"Esto está provocado por varios cambios moleculares en las células del sinusoide hepático", junto con el deterioro en la función de las células del hígado, y los investigadores han profundizado en estas diferencia en enfermedad hepática crónica en los otros dos trabajos, publicados en 'Aging and Disease' y 'Journal of Gerontology'.

Uno ha demostrado que los animales y personas más viejos desarrollan una forma mucho más severa de enfermedad avanzada que los jóvenes, mientras que el otro ha evaluado el efecto del envejecimiento en el daño por isquemia-reperfusión en el hígado, demostrando que el endotelio de los animales de edad avanzada es más vulnerable.

"La incidencia de la enfermedad hepática avanzada aumenta de forma drástica con la edad", a la vez que las sociedades de los países desarrollados envejecen con el aumento de la esperanza de vida, y prevén que los ciudadanos europeos mayores de 65 años pasen de representar el 14% actual al 23% en 2030.

Al preguntársele por cuándo se da este envejecimiento en el hígado, ha observado que el entorno tiene un efecto y no puede detallarse una edad concreta, aunque han constatado diferencias moleculares en pacientes de menos de 40 años al compararse con los de más de 60.

RATONES MACHO JÓVENES

Los ratones jóvenes son más baratos y se han utilizado en las investigaciones que serán útiles para pacientes jóvenes: "El problema es que cuando evaluamos el tipo de paciente que va a una consulta por cirrosis, tiene más de 40 años", ya que se trata de una patología que se desarrolla a lo largo de décadas.

Garcia-Sancho ha observado que no se había señalado el envejecimiento como factor clave aunque sí que habían detectado que pacientes con Hepatitis C jóvenes progresaban de forma más lenta hacia la cirrosis que los más viejos.

También ha observado que a menudo se estudia en roedores macho "posiblemente porque las hormonas más habituales en el ciclo menstrual en hembras podían enmascarar algunos resultados", pero ha añadido que actualmente comparan las diferencias entre sexos en un estudio, y que al observar humanos por el momento no han visto diferencias en la firma molecular de mujeres y hombres.

UNA EPIDEMIA "EN MENOS DE UNA DÉCADA"

El alcoholismo crónico es una de las causas principales de la cirrosis, pero cada vez tiene más prevalencia el hígado graso, una enfermedad por depósito de grasa debido a un estilo de vida sedentario y una alimentación pobre que aunque con la dieta mediterránea se da menos, en países como Estados Unidos "en menos de una década será una epidemia".

Anteriormente, la infección crónica por Hepatitis C era una de las causas principales de la cirrosis, pero con el descubrimiento de los antirretrovirales se ha reducido, y aunque en países asiáticos la Hepatitis B es muy prevalente, en países como España no se ve gracias a la vacunación.

Contador