Publicado 08/05/2020 7:39:33 +02:00CET

Describen el marco ético para los ensayos de SARS-CoV-2 en humanos

Laboratorio
Laboratorio - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

Si bien es probable que falten muchos meses hasta lograr una vacuna eficaz contra el virus SARS-CoV-2, su desarrollo podría acelerarse mediante la realización de estudios de infección controlada en humanos (ICH), cada vez más considerados por la comunidad científica debido a la urgente necesidad de conseguir un remedio rápidamente.

En un Foro de Políticas de la revista 'Science', la investigadora Seema Shah y sus colegas de la Northwestern University de Chicago, describen un marco ético para realizar estudios de ICH como respuesta a la pandemia del covid-19. En estos estudios un pequeño número de participantes voluntarios se exponen deliberadamente a la infección para recopilar rápidamente datos sobre la eficacia de vacunas o tratamientos experimentales.

Muchos estudios de ICH presentan un historial seguro y de éxito en los esfuerzos clínicos para abordar numerosas enfermedades infecciosas, sin embargo pueden verse envueltos en conflictos éticos. Dada la naturaleza de la evolución de la pandemia mundial y su creciente balance de muertos, es probable que avancen nuevos estudios de ICH, aunque lo hagan en medio de una importante incertidumbre y controversia.

En esta ocasión, los investigadores aplican un marco ético de última generación para abordar las consideraciones y preocupaciones respecto de posibles investigaciones novedosas de ICH por coronavirus. Este marco describe las condiciones bajo las cuales los estudios de ICH con SARS-CoV-2 serían éticamente aceptables y proporcionarían orientación para la comunidad investigadora y los participantes que los consideren.

Entre las consideraciones éticas abordadas en su marco, los autores sostienen que los posibles estudios de ICH deben tener un valor social suficiente para garantizar su uso y limitar unos riesgos razonables para los participantes.

Contador