Publicado 24/11/2021 13:39CET

Describen los cambios en los serotipos de 'S. pneumoniae' después de la introducción de la vacuna conjugada PCV13

Archivo - Bebé en el pediatra. Vacuna.
Archivo - Bebé en el pediatra. Vacuna. - SDOMINICK/ISTOCK - Archivo

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una investigación, liderada por Carmen Ardanuy, investigadora principal del CIBERES y del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario de Bellvitge, describe los cambios en la frecuencia de serotipos y sensibilidad antibiótica de los neumococos (Streptococcus pneumoniae) causantes de neumonía en el adulto (2011-2019), así se ha podido observar cambios en los serotipos de 'S. pneumoniae' después de la introducción de la vacuna conjugada PCV13.

El 'S.pneumoniae' es el principal responsable de infecciones graves como la neumonía y la meningitis así como otras menos severas como la otitis media. Las vacunas conjugadas neumocócicas (PCVs) han cambiado la epidemiología de estas enfermedades. En España se introdujo la primera PCV en 2001 (PCV7) que se sustituyó por la PCV13 en el año 2010.

Esta última vacuna se incluyó en el calendario vacunal pediátrico en 2016 consiguiendo altas tasas de vacunación. La introducción de las PCVs ha causado una disminución de las enfermedades invasivas causadas por 'S. pneumoniae' pero hay pocos datos sobre su impacto en la neumonía bacteriémica y no bacteriémica en el adulto.

"La importancia de este trabajo reside en la comparación de los serotipos involucrados tanto en patología invasiva como en no invasiva, y también en los serotipos asociados a los distintos grupos de edad", comenta la investigadora.

En el estudio se describe como el serotipo 3 (incluido en la PCV13) es el más frecuente tanto en neumonía bacteriémica como en no bacteriémica. Estos datos concuerdan con otros trabajos publicados que describen una baja eficacia de la PCV13 en la prevención de la colonización e infección causada por neumococos con serotipo 3. El segundo serotipo más frecuentemente encontrado fue el serotipo 8, no incluido en las vacunas conjugadas actuales, y especialmente asociado a neumonía bacteriémica y a adultos jóvenes, menores de 65 años.

"Esto subraya la alta capacidad invasiva de este serotipo y la importancia de la futura PCV20, que incluirá el serotipo 8, para intentar disminuir su prevalencia. En cuanto a las neumonías no bacteriémicas, el dato más llamativo es la elevada proporción de cepas con serotipo 11A, un serotipo asociado a resistencia a betalactámicos, lo que puede tener impacto en el tratamiento empírico oral de la neumonía. Al igual que el serotipo 8, el serotipo 11A se incluirá en la futura PCV20 lo que puede ayudar a reducir su incidencia", señala.

"Los cambios observados en este estudio ponen de manifiesto la necesidad de una vigilancia continua de la epidemiología de las enfermedades neumocócicas pese a los avances en las estrategias de vacunación", concluye la investigadora.

El trabajo ha sido publicado recientemente en la revista 'Microorganisms' y ha sido posible gracias a la colaboración con investigadores del Servicio de Enfermedades Infecciosas del HUB, el Centro Nacional de Microbiología (CNM-Madrid) y dos grupos CIBERES.

Contador