El desarrollo de la visión llega al 100% a los 8 o 9 años de edad

Niño en una revisión ocular
IMO - Archivo
Publicado 10/10/2018 12:21:39CET

MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

Este jueves se celebra el Día Mundial de la Visión, un sentido que tras el nacimiento no está completamente desarrollado, tal y como informa la oftalmóloga de la compañía IMQ, Marta Galdós Iztueta. "Desde el nacimiento, lentamente se va desarrollando la visión, que alcanza un 60 por ciento a los 4 años y llega definitivamente al cien por cien hacia los 8 o 9 años", por lo que un correcto control durante la infancia es "más que recomendable", según expone.

Durante el primer año de vida la mayoría de niños tienen "un mal funcionamiento de la vía lagrimal" explica la especialista, pero es recomendable mantener la atención en su desarrollo, puesto que "si un bebé presenta la pupila blanca o desvía los ojos a partir de los 6 meses es motivo de revisión preferente", añade.

Durante el crecimiento, las patologías más importantes son el estrabismo (alteración en la alineación de los ojos), los errores refractivos (exceso de hipermetropía, defecto en el enfoque que, generalmente, se manifiesta con una visión borrosa de cerca) y el astigmatismo (visión distorsionada a cualquier distancia) en uno o ambos ojos.

La miopía (visión deficiente de lejos), sin embargo, es más propia de la adolescencia o preadolescencia, aunque "también puede aparecer en los primeros años, lo que obliga a la utilización de gafas y, en ocasiones, lentes de contacto", afirma la doctora, ya que "no adoptar medidas correctoras puede derivar en el ojo vago (ambliopía), que es una agudeza visual por debajo de lo esperable para la edad y que si se queda sin tratar, se convertirá en crónica", advierte.

Por todo lo anterior, se recomienda acudir a consulta "en torno a los tres años en niños que no presentan síntomas e incluso antes si existen antecedentes familiares" detalla la especialista. La infancia es el momento clave para detectar y tratar estos problemas visuales, ya que, todos ellos tienen solución si se diagnostican a tiempo; también existen "otras afecciones menos frecuentes como el daltonismo, las cataratas, el nistagmus (movimiento incontrolable e involuntario del ojo) las distrofias de retina o el glaucoma que se pueden detectar en una revisión oftalmológica pediátrica", añade Galdós.

Contador