El desarrollo de órganos bioartificiales abre nuevas puertas a la donación y el trasplante

Actualizado 23/03/2011 18:50:24 CET

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El desarrollo de órganos bioartificiales abre nuevas puertas a la donación y el trasplante, ya que evitan algunos de los problemas que plantean estas intervenciones, según ha destacado el miembro de la Real Academia Nacional de Medicina, Antonio Campos Muñoz, durante la conferencia 'Elaboración de órganos bioartificiales. La córnea como modelo'.

"En el caso de la córnea bioartificial no hay que estar pendiente de las donaciones para el trasplante, y si extrapolamos a otros órganos, ya existen algunos resultados esperanzadores en órganos como corazón o hígado, que podrían contribuir a solucionar algunos problemas que plantean los trasplantes. Lo cierto es que la investigación en este campo ha avanzado mucho en poco tiempo", asegura Campos Muñoz.

"Otros beneficios que aportan los tejidos artificiales -añade el experto- es que son muy útiles para ir sustituyendo el uso de los animales de experimentación en los laboratorios, un cambio que apoya firmemente la Unión Europea".

En este sentido, el profesor Campos, que es uno de los pioneros en España en la investigación y la docencia de la ingeniería de tejidos y en la construcción de órganos artificiales, afirma que "a pesar de que todavía hay matices que resolver, es más que probable que sean técnicas comunes en un futuro".

Para ello, este experto cree que es preciso desarrollar técnicas de descelularización que mejoren la eliminación de las células y los restos celulares del órgano que se pretende descelularizar.

"Con los tejidos bioartificiales se aprovecha una estructura o soporte ya existente en la naturaleza y se sustituyen las células originarias, en nuestro caso las del cerdo, por células humanas", explica este académico.