Publicado 04/08/2021 10:46CET

Desarrollan una prueba de aliento que permite ajustar la dosis del tratamiento en pacientes con epilepsia

Archivo - Cerebro, epilepsia
Archivo - Cerebro, epilepsia - THITAREESARMKASAT/GETTY - Archivo

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Basilea (Suiza) han desarrollado un nuevo método de prueba para medir el éxito del tratamiento en pacientes con epilepsia basado en una prueba de aliento, lo que podría permitir a los médicos reaccionar con mayor precisión a la hora de tratar la enfermedad.

La epilepsia afecta a unos 50 millones de personas en todo el mundo y, el tratamiento farmacológico supone un reto para los especialistas, ya que la dosis debe adaptarse con precisión a cada paciente. "Un poco menos y no es eficaz. Un poco de más y se vuelve tóxico", explica el profesor de Investigación Botnar de Medicina Ambiental Pediátrica en la Universidad de Basilea, Pablo Sinues.

Sinues, junto con sus colegas del Hospital Universitario de Zúrich (Suiza), dedicó dos años y medio a buscar una forma de adaptar la dosis de los medicamentos administrados a los pacientes con epilepsia con la mayor precisión posible, y finalmente lograron este objetivo con la ayuda de esta prueba de aliento. La ventaja es que el control no requiere una muestra de sangre, que siempre puede ser un factor de estrés para los niños. Y como la muestra no tiene que enviarse primero al laboratorio, los resultados están disponibles inmediatamente.

BUSCAR LAS CONCENTRACIONES MÁS PEQUEÑAS

"Se puede pensar que es como la prueba de alcoholemia que utiliza la policía cuando detiene a los conductores", explica Sinues. La diferencia es que este dispositivo de medición del aliento es en realidad una gran máquina. "Como el alcohol está presente en altas concentraciones en el aliento, solo se necesita un aparato pequeño. Pero nosotros buscamos una gota en 20 piscinas", apunta. Los investigadores quieren utilizar los resultados para determinar si las sustancias activas están presentes en las concentraciones adecuadas en el organismo y si tienen el efecto deseado sobre la enfermedad.

Así, tanto en los pacientes jóvenes del Hospital Infantil Universitario de Basilea como en el grupo de referencia de adultos del Hospital Universitario de Zúrich, las pruebas de aliento arrojaron los mismos resultados que los análisis de sangre convencionales, tal y como informa el grupo de investigación en su estudio, publicado en 'Communications Medicine'. Esto significa que, además de los análisis de sangre, existe una segunda forma de controlar el tratamiento de la epilepsia, y el método también proporciona más información sobre el metabolismo del paciente que los médicos pueden utilizar en la terapia.

LA COLABORACIÓN INTERDISCIPLINAR, CLAVE

"Lo más especial de este proyecto de investigación es la singular unión de la ciencia y la práctica médica en la Universidad de Basilea", dice Sinues. "Gracias a esta situación inicial favorable, podemos construir máquinas que se adaptan con precisión a las necesidades de los médicos", añade.

Por otro lado, la rápida disponibilidad de los resultados de las pruebas es una ventaja particular del nuevo método, pues los pacientes jóvenes requieren ajustes constantes de su medicación porque su metabolismo cambia a medida que crecen. La nueva tecnología proporciona a los médicos una prueba no invasiva que les da pistas inmediatas sobre la evolución de la terapia, lo que les permite responder rápidamente si hay que ajustar la dosis.

Se han necesitado cuatro años para lograr este avance y la técnica aún no es apta para su uso generalizado, pero ese es el objetivo que se ha marcado Sinues. De hecho, la start-up 'Deep Breath Intelligence' se fundó específicamente con ese fin y ahora pretende obtener una licencia para la técnica de medición.