La depresión y los problemas del sueño comparten un vínculo neuronal

cerebro, recurso, neuronas
JENS LANGNER - Archivo
Publicado 31/07/2018 17:27:15CET

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La depresión y los problemas del sueño comparten una conectividad funcional entre las áreas del cerebro asociadas con la memoria a corto plazo, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Warwick (Reino Unido) y la Universidad de Fudan (China) y que ha sido publicado en la revista 'JAMA Psychiatry'.

Analizando datos de alrededor de 10.000 personas, los investigadores examinaron los mecanismos neuronales subyacentes a la relación entre la depresión y la calidad del sueño. Así, en los cerebros de aquellos que padecen problemas depresivos, descubrieron una fuerte conexión entre la corteza prefrontal dorsolateral (asociada con la memoria a corto plazo), el precúneo (asociado con el 'yo') y la corteza orbitofrontal lateral (asociada con la emoción negativa).

En concreto, el análisis mostró que estas conectividades funcionales subyacen a la relación entre los problemas depresivos y la calidad del sueño. "El aumento de la conectividad funcional entre estas regiones del cerebro proporciona una base neural de cómo la depresión se relaciona con la mala calidad del sueño", han aseverado los expertos.

Y es que, prosigue, sus resultados son consistentes con áreas del cerebro involucradas en la memoria a corto plazo (corteza prefrontal dorsolateral), el yo (precúneo) y la emoción negativa (la corteza orbitofrontal lateral) que están altamente conectadas en la depresión, lo que provoca un aumento de los pensamientos de rumia que son, al menos, parte del mecanismo que afecta a la calidad del sueño.

"La relación entre la depresión y el sueño se ha observado durante más de cien años, y ahora hemos identificado por primera vez los mecanismos neuronales de cómo están conectado. Estos hallazgos proporcionan una base neuronal para comprender cómo la depresión se relaciona con la mala calidad del sueño y esto, a su vez, tiene implicaciones para el tratamiento de la depresión y la mejora de la calidad del sueño debido a las áreas cerebrales identificadas", han zanjado los expertos.