La depilación por láser es definitiva, según los dermatólogos

Actualizado 26/03/2011 13:15:22 CET

"Hay que saber rechazar a aquellos pacientes en los que no va a resultar efectiva la depilación láser"

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

A día de hoy, se puede decir que la depilación láser es definitiva tras más de diez años de experiencia. Así de contundente se ha mostrado la vocal de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), la doctora María Teresa Gutiérrez, quien ha apuntado que sólo se conseguirá empleando un láser "adecuado", es decir, "con suficiente energía para la destrucción de los folículos pilosos".

Asimismo, ha explicado que un resultado óptimo se consigue en pieles "sin dependencia hormonal", entendiendo como tal "la aparición de vello en la mujer en zonas propias del varón", ya que, en este caso, "el crecimiento del pelo es gradual en el transcurso de los años y, por tanto, su destrucción es gradual".

En una entrevista concedida a Europa Press, la doctora Gutiérrez ha detallado que la piel idónea para someterse a un tratamiento de depilación láser es "una piel clara con vello oscuro" y ha afirmado que "hay que saber rechazar a aquellos pacientes en los que no va a resultar efectiva la depilación láser".

Además, ha insistido en que "la energía que se usa en el láser no puede ser tan alta como para no dañar la piel ni tampoco como para destruir el bulbo piloso". A su juicio, en España suele haber un prototipo alto por lo que "hay que estudiar a cada paciente antes de empezar a depilarle" y asegurarse, por tanto, "de que su piel y su vello se pueden tratar".

La depilación láser consiste en destruir el bulbo piloso, es decir, la raíz, para que no vuelva a salir y conseguir "a la larga" una depilación definitiva. Según la experta, ésta es la ventaja principal de someterse a este tratamiento, aunque ha advertido de algunos inconvenientes. En concreto, ha apuntado que hay que acudir a centros cuyos láseres dispongan de "suficiente energía" para destruir la raíz, un proceso que tardaría "entre cinco y ocho sesiones", mientras que sería "complicado" obtener un buen resultado con "láseres no médicos".

En este sentido, diferencia entre la depilación láser y la fotodepilación (luz pulsada), afirmando en que ésta última tiene resultados inferiores. Preguntada sobre los láseresz depilatorios de uso domiciliario, la doctora ha apuntado que "no sustituyen a los sistencias tradicionales en cuanto a eficacia y seguridad" y tampoco hay "estudios suficientes que los avalen".

Respecto a los tipos de láser que existen, la experta ha recomendado el láser de diodo y de alejandrita. "Tienen una eficacia similar aunque el que tiene una mejor relación entre radiación y absorción es el alejandrita", ha puntualizado. Respecto al láser soprano, vendido en su día como "perfecto para pieles oscuras o bronceadas", ha explicado que "son necesarias muchas pasadas para un resultado relativo". Asimismo, ha recomendado la depilación láser para aquellas pieles que padezcan de foliculitis (pelos enquistados bajo la piel).

Por último, la doctora Gutiérrez ha indicado que los cuidados de prevención hay que tenerlos "antes" del tratamiento y se ha centrado en la importancia de no someterse a él con una piel bronceada, ya que, según ha apuntado, "la depilación láser se basa en la absorción por la melanina" y ha concluido afirmando que para pieles bronceadas "no existe ningún láser".