Publicado 22/10/2020 17:32CET

La densidad de los linfocitos T podrían ser clave para predecir la evolución de cáncer de pulmón operable

Micrografía electrónica de barrido de color de un linfocito T humano
Micrografía electrónica de barrido de color de un linfocito T humano - NATIONAL INSTITUTE OF ALLERGY AND INFECTIOUS DISEA

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los linfocitos T, que juegan un papel central como mediadores de la respuesta inmune celular, podrían ser clave para predecir la evolución del cáncer de pulmón operable, según un estudio del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), que ha observado que una baja densidad de linfocitos T tras un tratamiento de quimio-inmunoterapia predice una evolución favorable del paciente y buena respuesta al tratamiento tras la operación.

"Hemos constatado la importancia de las poblaciones inmunitarias infiltradas en las zonas tumorales, que están relacionadas con una reducción de más del 90 por ciento del tumor, como podrían ser las células T memoria y los linfocitos T citotóxicos que encontramos en los lechos tumorales post-tratamiento", explica Raquel Laza, miembro del GECP y del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Puerta de Hierro, quien ha dado a conocer este jueves estos datos en el congreso SEOM.

Además, según los investigadores del GECP, la 'respuesta patológica' (reducción del tumor tras la administración del tratamiento) también permite predecir la evolución de este. Tal y como señala Raquel Laza, "a los dos años los pacientes que al operarlos tienen entre 0-10 por ciento de células tumorales viables (respuestas completas y mayores) tienen una supervivencia libre de progresión del 88 por ciento y supervivencia global del cien por cien, frente a los pacientes con respuestas incompletas (>10% del tumor viable) que tienen una supervivencia libre de progresión del 57 por ciento y global del 86 por ciento".

El GECP ha presentado los datos de este subanálisis dentro del ensayo clínico 'NADIM', en el que se ha constatado que administrar quimio-inmunoterapia antes de la cirugía en este grupo de pacientes duplica los resultados con respecto al tratamiento tradicional que es el estándar actual (quimioterapia tras cirugía). "Sin duda debemos destacar la importancia de la combinación de quimioterapia con inmunoterapia en estos pacientes con cáncer de pulmón localmente avanzado donde el 89,9 por ciento de los pacientes están vivos a 24 meses", destaca Laza.

Ell GECP ha presentado en SEOM un total de diez comunicaciones. Entre ellas, el estudio 'SOLID', el mayor estudio de seroprevalencia del SARS-CoV-2 del mundo en enfermos con cáncer, así como tres posters destacados y cinco e-poster.