Dejar el tabaco es la medida más eficaz para prevenir enfermedades cardiovasculares en pacientes hipertensos

Publicado 28/05/2015 14:57:56CET
Un cigarro en un cenicero
TOMASZ SIENICKI

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Dejar el tabaco es la medida más eficaz para prevenir enfermedades cardiovasculares en pacientes hipertensos, según ha informado la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), con motivo de la celebración, el próximo 31 de mayo, del Día Mundial Sin Tabaco.

Además, ha asegurado que aquellas personas hipertensas que dejan de fumar antes de los 40 o 50 años tienen una expectativa de vida similar a los no fumadores, ya que el abandono del tabaco reduce claramente el riesgo cardiovascular.

"El consumo de tabaco, así como la práctica de otros hábitos tóxicos como el sedentarismo, el exceso de sal, las dietas hipercalóricas, el consumo excesivo de alcohol o el estrés influyen decisivamente en el desarrollo de la hipertensión y en la aparición de complicaciones cardiovasculares", ha apostillado el presidente de SEH-LELHA, Julián Segura.

De hecho, la hipertensión arterial es un problema de salud de origen multifactorial, en el que existen tres grandes categorías de factores implicados: los factores biológicos clásicos, los factores comportamentales de riesgo asociado y los factores psicológicos como el estrés.

"Aunque existen factores de riesgo que predisponen a padecer una enfermedad cardiovascular que no se pueden modificar, la mayoría de ellos, son fácilmente evitables. Y es que, la enfermedad coronaria es la primera causa de muerte en los países desarrollados, precisamente porque está relacionada con el estilo de vida imperante en estas sociedades", ha apostillado Segura.

Por ello, ha abundado en la importancia de seguir las recomendaciones de los especialista en materia de estilos de vida saludable, y ha recordado que aunque el 90 por ciento de los pacientes diagnosticados de hipertensión no las lleva a cabo, un 21 por ciento de ellos sí dejan de fumar si su médico se lo recuerda con frecuencia.

En este sentido, el experto ha comentado que se estima que el tratamiento contra la hipertensión es capaz de reducir sólo un 14 por ciento el riesgo de complicaciones coronarias, por lo que el control integral de todos los factores de riesgo cardiovascular es fundamental para la prevención de la enfermedad coronaria.

"Además, el tratamiento antihipertensivo en los pacientes que fuman es menos eficaz y los problemas asociados a la hipertensión son más importantes y frecuentes en fumadores. Asimismo, dejar de fumar reduce a la mitad el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares tras un año de abstinencia, y hasta los niveles de un no fumador, una vez pasados diez años", ha apostillado.

CONSEJOS PARA DEJAR DE FUMAR

Por todo ello, la organización ha recomendado a todos aquellos que quieran dejad de fumar que no piensen que no lo van a hacer "nunca más"; beban mucha agua y zumos, evitando las bebidas que habitualmente acompañan al tabaco como el café y el alcohol; y eviten los lugares con humo durante los primeros días.

Del mismo modo, ha recomendado alterar las rutinas para no caer en el consumo de tabaco asociado a determinados gestos, por ejemplo, saliendo de paseo, cogiendo el teléfono con un bolígrafo en la mano o lavándose los dientes justo al terminar de comer; pensar que la ansiedad por encenderse un cigarro sólo dura unos instantes; y comer frutas o chicles sin azúcar.

"Además, en la actualidad se dispone de un buen arsenal de medicamentos que ayudan a dejar de fumar, desde los chicles y parches de nicotina, hasta fármacos que controlan la ansiedad y las ganas de fumar como el bupropion y la vareniclina", ha zanjado.

Para leer más