Actualizado 25/05/2011 13:28 CET

Definen nuevos criterios diagnósticos para la esclerosis múltiple

La primera residencia para personas con esclerosis múltiple de Bizkaia
EUROPA PRESS

BARCELONA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de expertos internacionales, entre los que se encuentran investigadores del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR) y del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (CEM-Cat), han definido y consensuado las nuevas bases, simplificadas, para el complejo diagnóstico de la esclerosis múltiple.

Todos los estudios recientes de marcadores de progresión y de diagnóstico por la imagen, entre otros, han ido confirmando que un diagnóstico lo más temprano y definitivo posible es fundamental para el control de la evolución y el pronóstico de la enfermedad, con el fin de iniciar el tratamiento lo antes posible, lo que puede frenar la progresión de esta enfermedad neurodegenerativa.

Un artículo publicado en 'Annals of Neurology' redefine los criterios diagnósticos más vigentes y en uso desde el 2001, e incorpora muchos de los hallazgos hechos durante los últimos dos años por investigadores del VHIR/CEM-Cat, posicionando este equipo como referente en esta enfermedad, tanto en España como entre los expertos científicamente más activos a nivel internacional.

Uno de los cambios más notables y con mayor repercusión en estos nuevos criterios es la posibilidad de establecer un diagnóstico de esclerosis múltiple certero partiendo de una primera y única resonancia magnética sin necesitar de un espacio de tiempo y de una segunda resonancia para poder establecer un diagnóstico definitivo.

El jefe del grupo de investigación en Neuroinmunología del VHIR, Xavier Montalban, ha explicado que los objetivos de los nuevos criterios pasan por "simplificar, uniformizar las normas diagnósticas y buscar la manera de hacer un diagnóstico más precoz a partir de una única resonancia".

Si en una primera resonancia ya se detectan determinadas lesiones en localizaciones concretas y, a ello, se añade que se comportan también de forma determinada, los expertos pueden contar con indicios suficientes para plantear el inicio de un tratamiento con seguridad.

"Estas nuevas orientaciones diagnósticas suponen una gran ventaja para el paciente, ya que evita tener que esperar otros brotes de la enfermedad y nuevas pruebas de imagen para establecer un diagnóstico y la indicación para el tratamiento", ha señalado el experto.

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa y crónica que afecta gravemente a la movilidad del individuo y le produce una discapacidad progresiva.

Es, después de la epilepsia, el trastorno neurológico más frecuente entre los jóvenes y sus síntomas suelen manifestarse entre los 20 y los 40 años.

Las mujeres son dos veces más propensas a desarrollar esta enfermedad para la que no existe tratamiento curativo. A día de hoy, los tratamientos disponibles están dirigidos a modificar la evolución de la enfermedad y a paliar sus síntomas.