Publicado 30/05/2022 11:56

Decenas de organizaciones europeas denuncian la falta de datos adecuados sobre el uso de pesticidas en la UE

Archivo - Abejas expuestas a pesticidas en el suelo
Archivo - Abejas expuestas a pesticidas en el suelo - UNIVERSIDAD DE GUELPH - Archivo

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Unas 76 organizaciones de la sociedad civil de la Unión Europeos han dado la voz de alarma, en una declaración conjunta remitida al Parlamento, el Consejo y la Comisión, sobre las "deficiencias" del borrador de la nueva norma de Estadísticas sobre Insumos y Productos Agrícolas que en estos precisos momentos negocian los mencionados organismos.

"Es una norma clave, ya que de ella dependerá la información de la que se dispondrá sobre el uso real de pesticidas en cada uno de los países de la Unión Europea. Si el texto de compromiso sobre estos aspectos se convierte en ley, los datos recopilados sobre el uso de pesticidas serán demasiado escasos, demasiado tardíos y con una incertidumbre preocupante sobre lo que realmente se publicará", señalan las organizaciones.

Este asunto resulta "especialmente relevante" en España, que es el país europeo donde más pesticidas se venden, según los últimos datos de Eurostat, tal y como ha recordado el director de Hogar sin tóxicos, Carlos de Prada. Según este experto, no disponer de información suficiente sobre el uso de pesticidas puede dificultar los planes europeos de reducir el uso de estos venenos, al no poderse verificar adecuadamente si su empleo crece o decrece. "Es absolutamente clave tener información fiable lo más detallada posible y a tiempo acerca de qué pesticidas se están usando, dónde, cuándo y en qué cantidades", ha añadido.

Además, ha comentado que "desconocer" la situación real es como vivir con una venda en los ojos ante algo que representa un serio riesgo. "Los únicos que se han venido beneficiando del descontrol existente son algunas grandes empresas que se lucran con la venta de cientos de miles de toneladas de estos venenos", ha enfatizado.

Ese desconocimiento, añade, favorece que se usen los pesticidas de forma tan desmedida y puede tener efectos muy negativos, ya que no disponer de datos precisos dificulta, por ejemplo, identificar zonas donde pueda darse una contaminación de las aguas o donde la exposición a pesticidas pueda estar causando daños en la salud humana o la biodiversidad".

Según la declaración conjunta, si no se enmienda lo acordado hasta ahora, habría que esperar hasta 2028 para disponer de la primera recopilación anual de datos que hagan las autoridades de los países sobre el uso de pesticidas por parte de los agricultores. Algo contra lo que se rebelan las organizaciones de la sociedad civil que piden que la norma obligue a la Comisión Europea a tener operativo un formato electrónico armonizado antes del 1 de enero de 2023 y que el período de transición para la primera recopilación digital de todos los registros de los agricultores para todos los cultivos, esté disponible al menos en 2025.

Además, las organizaciones firmantes han pedido que la norma haga obligatorio que los gobiernos nacionales recopilen anualmente todos los datos de uso de pesticidas de los agricultores y que se tenga la debida concreción por zonas.

DERECHO A LA INFORMACIÓN

La declaración conjunta enviada a las autoridades europeas también denuncia que la nueva normativa en preparación atenta contra el derecho de los ciudadanos a la información, puesto que no garantiza adecuadamente que los datos sobre el uso y las ventas de todos los plaguicidas se publiquen realmente por sustancia activa en pleno cumplimiento de las normas sobre acceso a la información medioambiental.

Por ello, a juicio de los firmantes, se debería incluir una disposición que concrete la necesaria difusión de datos sobre el uso y la venta de plaguicidas que indique explícitamente y por adelantado el nivel de detalle que se publicará. Es imprescindible que los datos se den a conocer por sustancia activa, superficie tratada y por cultivo, y que dichos datos estén en el dominio público.

Otra crítica que se hace es que hay "demasiadas excepciones potenciales" en la propuesta de la Comisión que podrían limitar indebidamente la información transmitida a Eurostat en relación con los plaguicidas. Unas excepciones o exenciones que se solicita que no se apliquen a los datos sobre plaguicidas.

Hasta ahora, tal y como se denuncia en la declaración conjunta, son "escasos" los datos que se recopilan y publican en la UE sobre el volumen de uso de pesticidas, y es "esencial" mejorar esta situación, ya que disponer de tal información es básico para poder adoptar medidas adecuadas acerca de unas sustancias sobre las que se acumula la evidencia de un daño inaceptable a la biodiversidad y a la salud humana.