Publicado 12/03/2021 14:45CET

El daño de la retina puede indicar un mayor riesgo de accidente cerebrovascular, demencia y muerte prematura

Archivo - Retina
Archivo - Retina - IMO - Archivo

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El daño de la retina puede indicar un mayor riesgo de accidente cerebrovascular, demencia y muerte prematura, según ha sugerido una investigación que se va a presentar en la Conferencia Internacional sobre Accidentes Cerebrovasculares 2021.

Y es que, los estudios han demostrado que las personas con retinopatía grave, daño en el tejido sensible a la luz en la parte posterior del ojo, tienen más probabilidades de tener un cerebro de aspecto enfermo en la resonancia magnética (IRM).

"La retina es una ventana al cerebro. Una foto de la retina que muestra una mirada ampliada en la parte posterior del ojo, incluidos la retina y el nervio óptico, es más barata y rápida de realizar que una resonancia magnética, por lo que nos preguntamos si podría ser una buena herramienta de detección para ver quién podría beneficiarse de una derivación a un neurólogo para una resonancia magnética cerebral", ha dicho la autor, Michelle P. Lin.

En este estudio, los investigadores examinaron la asociación de la retinopatía con el accidente cerebrovascular, la demencia y el riesgo de muerte en 5.543 adultos (edad promedio de 56 años) que participaron en la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES) anual de EE. UU. Entre 2005 y 2008.

Los participantes durante esos años fueron entrevistados sobre muchos aspectos de su historial médico y comportamientos de salud, y además, recibieron una foto de escaneo de retina para buscar signos de retinopatía.

En comparación con los participantes no diagnosticados con retinopatía, aquellos con retinopatía tuvieron más del doble de probabilidades de haber tenido un derrame cerebral; casi un 70 por ciento más de probabilidades de tener demencia; y más probabilidades de morir en los próximos 10 años, y cada aumento en la gravedad de la retinopatía confiere un mayor riesgo de muerte. Las probabilidades se calcularon después de ajustar los factores de riesgo como la edad, la presión arterial alta , la diabetes y si fuman.

"Si tiene retinopatía, trabaje en estrecha colaboración con su médico de atención primaria para modificar sus factores de riesgo vascular y pida que le hagan un examen de detección de deterioro cognitivo. Es posible que lo deriven a un neurólogo para una evaluación y posiblemente una resonancia magnética del cerebro", han enfatizado los expertos.