Actualizado 07/10/2020 17:34 CET

La infección previa con otros tipos de coronavirus puede disminuir la gravedad de la Covid-19

Infección pulmonar  Infección pulmonar por virus respiratorios y brote de gripe y coronavirus o coronavirus como casos peligrosos de SARS como un concepto médico pandémico o epidémico con elementos de ilustración 3D.
Infección pulmonar Infección pulmonar por virus respiratorios y brote de gripe y coronavirus o coronavirus como casos peligrosos de SARS como un concepto médico pandémico o epidémico con elementos de ilustración 3D. - WILDPIXEL - Archivo

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Centro Médico de Boston y la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, en EEUU, han confirmado en haber pasado anteriormente una infección por otro tipo de coronavirus diferente al del SARS-CoV-2, como puede ser el que causa el resfriado común, puede disminuir la gravedad de las infecciones Covid-19.

El estudio, que ha sido publicado en el 'Journal of Clinical Investigation', también demuestra que esa inmunidad acumulada por infecciones anteriores no evita que las personas contraigan Covid-19. "Las personas se infectan habitualmente con coronavirus que son diferentes del SARS-CoV-2, y los resultados de este estudio podrían ayudar a identificar a los pacientes con menor y mayor riesgo de desarrollar complicaciones después de haber sido infectados con SARS-CoV-2", ha señalado Joseph Mizgerd, profesor de medicina, microbiología y bioquímica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, y coautor del estudio.

"Esperamos que este estudio pueda ser el trampolín para identificar los tipos de respuestas inmunitarias que no necesariamente prevengan la infección por SARS-CoV-2, sino que limiten el daño de Covid-19", ha señalado el investigador, que espeta que sus hallazgos brinden información importante sobre la respuesta inmune contra el SARS-CoV-2, que podría tener implicaciones significativas en el desarrollo de la vacuna COVID-19.

Existe un creciente cuerpo de investigación que busca formas específicas en las que el virus SARS-CoV-2 impacta a diferentes poblaciones, incluido el motivo por el cual algunas personas están infectadas y son asintomáticas, así como qué aumenta la mortalidad como resultado de la infección. Se están desarrollando varias vacunas para determinar qué tipo de vacuna (ARNm, vector viral) será más eficaz para prevenir las infecciones por SARS-CoV-2.

Si bien el SARS-CoV-2 es un patógeno relativamente nuevo, hay muchos otros tipos de coronavirus que son endémicos en humanos y pueden causar el "resfriado común" y la neumonía. Estos coronavirus comparten algunas secuencias genéticas con el SARS-CoV-2, y las respuestas inmunitarias de estos coronavirus pueden reaccionar de forma cruzada contra el SARS-CoV-2.

En este estudio, los investigadores analizaron datos de registros médicos electrónicos de personas que tuvieron un resultado de una prueba de panel respiratorio (CRP-PCR) entre el 18 de mayo de 2015 y el 11 de marzo de 2020. El CRP-PCR detecta diversos patógenos respiratorios, incluido el endémico "común coronavirus fríos. También examinaron datos de personas a las que se les hizo la prueba del SARS-CoV-2 entre el 12 de marzo de 2020 y el 12 de junio de 2020.

Después de ajustar por edad, sexo, índice de masa corporal y diagnóstico de diabetes mellitus, los pacientes que tenían un resultado positivo previo de la prueba de PCR-PCR para un coronoavirus tuvo probabilidades significativamente menores de ser admitido en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y probabilidades más bajas de requerir ventilación mecánica durante la Covid.

La probabilidad de supervivencia también fue significativamente mayor en los pacientes hospitalizados por COVID-19 con un resultado previo positivo en la prueba de un coronoavirus del resfriado común. Sin embargo, un resultado positivo de una prueba anterior para un coronavirus no evitó que alguien se infectara con el SARS-CoV-2.

Contador