Publicado 09/12/2020 18:54CET

Cvirus.- 4 de cada 10 españoles no se vacunaría en 2021, según el primer 'Informe Corona' de Appinio España

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cuatro de cada diez españoles no se vacunaría en 2021 contra el COVID-19, según el primer 'Informe Corona', realizado por Appinio España, que destaca como principal razón "la preocupación por la seguridad de la vacuna". Además, el estudio revela la insatisfacción de los españoles con la gestión de la crisis por parte del gobierno y da detalles sobre los cambios en entretenimiento y hábitos en las compras.

Appinio, plataforma alemana de investigación de mercado en tiempo real, ha estrena este mes operaciones en España con la publicación de su primer 'Informe Corona', un estudio realizado a más de 1.000 españoles de entre 16 y 65 años donde se investigan los principales cambios en los hábitos y preferencias surgidos a raíz de la crisis sanitaria.

La encuesta revela que el 58% de los españoles están preocupados por el riesgo de infección de sus amigos y familia y el 48% piensa que la normalidad volverá a España sólo a partir de 2022.

O tro de los aspectos del estudio se centra en las medidas tomadas por parte del Gobierno de Pedro Sánchez ante la crisis: 60% califican las medidas del gobierno de "insuficientes", mientras que más del 60% admite que el manejo e la crisis en nuestro país es "peor" o "totalmente peor" que en otros países. También preocupa el dato sobre la seguridad en la movilidad: 7 de cada 10 califica el transporte público urbano como "inseguro" o "totalmente inseguro".

En cuanto a entretenimiento, la crisis deja patente el auge de las plataformas de streaming y el éxito de los audiolibros. Ambas actividades, según el estudio, se realizan en España un 45% más que antes de la pandemia, alegando como razón principal la "seguridad" de dichas actividades; por el contrario, 8 de cada 10 españoles califican "salir de fiesta" como una actividad "totalmente insegura".

También se subraya el impacto en los hábitos de compra, con un descenso en las compras de calzado y maquillaje y un aumento significativo de las "compras espontáneas", que se desataron como consecuencia de la pandemia, como televisores y videoconsolas.