Actualizado 16/07/2010 19:09 CET

CValenciana.-25 zonas de ocio nocturno de la comunidad contarán con quioscos informativos sobre los riesgos de las droga

VALENCIA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un total de 25 zonas de ocio nocturno de la Comunidad Valenciana contarán con 'Quioscos de salud', una serie de puntos informativos en los que darán a conocer los riesgos reales que ocasiona el consumo de drogas.

Esta iniciativa se llevará a cabo dentro de la campaña 'Quioscos de Salud 2010', que desarrolla la Fundación para el Estudio, Prevención y Asistencia a las Drogodependencias (Fepad) con el objetivo de "prevenir y evitar los daños ocasionados por el consumo de sustancias adictivas entre la población juvenil en los contextos de ocio", han explicado los responsables de la entidad en un comunicado.

En total, se instalarán 25 de estos 'Quioscos de salud' en discotecas, pubs y zonas de conciertos de toda la Comunidad Valenciana, donde expertos en prevención de drogodependencias y médicos explicarán los efectos reales y científicos de las distintas sustancias adictivas que se consumen por la noche.

Como novedad respecto al año pasado, estos puntos de información contarán con una nueva tecnología que permitirá a los jóvenes participar en el juego interactivo 'Conoce cuál será su futuro', a través del cual podrán saber qué les pasaría si consume una u otra droga.

En definitiva, "se trata de intentar reducir al máximo el daño físico que producen las drogas, y disuadirles de su consumo evitando males mayores como accidentes de tráfico, peleas y comas etílicos", han añadido las mismas fuentes.

Según los datos extraídos de la campaña de 2009, el 78% de los jóvenes reconoce beber durante las salidas nocturnas y de fin de semana, y un 70% asegura que también fuma en el tiempo de ocio.

Un dato significativo es que solo una tercera parte de ese casi 80% de los jóvenes que afirmaron haber bebido por la noche, estaban dispuestos a coger el coche (el 23,5%), aunque la razón principal no era tanto el alcohol como evitar ser multados.

En 2009 se realizaron 2.411 encuestas a jóvenes de la comunidad valenciana, y se realizaron, 3.800 pruebas de alcoholemia y probaron un cigarro sustitutivo.