Actualizado 17/06/2010 20:35 CET

Cumplimiento del código de autorregulación de la publicidad de alimentos dirigidos a menores mejora un 91%, según AESAN

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El cumplimiento del código de autorregulación de la publicidad de alimentos dirigida a menores (PAOS) ha mejorado un 91 por ciento en los últimos 5 años, según un estudio que ha sido encargado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), dependiente del Ministerio de Sanidad y Política Social; por la Federación Española de Industrias y de la Alimentación y Bebidas (FIAB); la Asociación Española de Anunciantes (AEA); y la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol).

La FIAB ha señalado este jueves en un comunicado que el informe 'La influencia de PAOS en el control de la publicidad infantil. Dictamen sobre el impacto del Código 2005-2009 en la comunicación publicitaria dirigida a menores de hasta 12 años', ha sido elaborado por la consultora Villafañe & Asociados, bajo la dirección del Catedrático de la Universidad Complutense Justo Villafañe.

Así, el trabajo también destaca que las empresas adheridas al código han reducido los incumplimientos de las normas en un 98,8 por ciento. Además, señala que el código ha generado un efecto "arrastre" positivo entre las empresas no adheridas al mismo (con una reducción de un 44,8 por ciento de incumplimientos en sus anuncios) las cuales tienden a cumplir las normas del código, mejorando tanto la publicidad de las empresas adheridas a PAOS como las de las que no lo están.

El Código PAOS cuenta actualmente con 36 empresas adheridas que suponen el 94,29 por ciento de la inversión publicitaria en televisión de alimentos y bebidas dirigida a niños. Además, desde septiembre de 2009 las televisiones también están adheridas al código.

Asimismo, el estudio indica que en el caso de la eliminación de los anuncios del llamamiento directo a la adquisición de un producto o la incitación a persuadir a los padres, en 2004 el 32,7 por ciento (35 piezas) de los anuncios sí realizaban dicho llamamiento, y en 2009 sólo el 4,2 por ciento (3 piezas) lo seguían realizando. Además, estas tres campañas pertenecían a anunciantes no adheridos al código PAOS.

Otro de los compromisos del código PAOS es la no utilización de personajes famosos. En 2004 el 14,9 por ciento de los anuncios (16 spots) utilizaban personalidades como reclamo, mientras que en 2009 sólo se encontraron 2 anuncios (1,4%), de empresas no adheridas al código, en los que aparecían personajes populares.

Por último, el código PAOS establece la obligación de que los anunciantes adheridos al código soliciten a autocontrol, con carácter previo a la difusión de sus anuncios de alimentos y bebidas dirigidos a niños, un informe sobre la adecuación de los mismos al código PAOS. Durante estos últimos cinco años se han analizado más de 1.800 piezas antes de que vieran la luz, puntualiza.