Cuatro de cada diez diabéticos tipo 1 tienen riesgo de quedarse ciegos por una retinopatía

Actualizado 12/11/2010 14:32:18 CET

La retinopatía diabética es la causa más frecuente de ceguera legal en los individuos de 20 a 65 años de edad

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cuatro de cada diez personas con diabetes tipo 1 y dos de cada diez con diabetes de tipo 2 padece retinopatía diabética, una de las cuatro enfermedades oftalmológicas principales que más casos de ceguera ocasionan en el mundo, según afirman los especialistas de la Sociedad Española de Retina y Vitreo (SERV).

Con motivo de la celebración este domingo 14 de noviembre del Día Mundial de la Diabetes, los expertos han querido recordar que la retinopatía diabética es una complicación ocular asociada al mal control y a años de evolución de la diabetes que está causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina.

"El daño de los vasos sanguíneos de la retina puede tener como resultado que estos sufran una fuga de fluido o sangre. Si la enfermedad avanza se forman nuevos vasos sanguíneos y prolifera el tejido fibroso en la retina, lo que tiene como consecuencia que la visión se deteriore", explica el presidente de la SERV, el profesor Francisco Gómez-Ulla.

Tal y como recuerdan desde la SERV, la retinopatía diabética es la causa más frecuente de ceguera legal en los individuos de 20 a 65 años de edad. De hecho, se calcula que en Estados Unidos el 3 por ciento de los diabéticos tipo 1 son ciegos legales frente al 0,5 por ciento de los tipo 2.

Por su parte, en España, existen casi 140.000 diabéticos con edema macular diabético, un trastorno que se presenta en la mitad de los casos de retinopatía diabética. "Inicialmente --señala Gómez-Ulla-- se dañan los vasos sanguíneos produciéndose pequeñas fugas de fluidos y sangre, microaneurismas y exudados. Cuando el líquido se acumula en la mácula se produce el edema macular, que impide la visión de los detalles".

TRATAMIENTO CON CIRUGÍA LÁSER

Si la retinopatía es descubierta en sus primeras etapas, la cirugía láser puede desacelerar el ritmo de pérdida de visión, mientras que, en palabras del presidente de la SERV, "en los casos de retinopatía avanzada, la cirugía con vitrectomía puede emplearse tanto para el tratamiento de las hemorragias vítreas como para extraer tejido fibroso, mejorando la visión e impidiendo el desprendimiento de retina".

Por este motivo, es "fundamental" que las personas con diabetes acudan a revisiones periódicas al oftalmólogo para hacer un seguimiento de la salud de su retina y, si se presenta la retinopatía, tratarla lo más precozmente posible, subrayan desde esta sociedad.

"No obstante --indica el doctor Gómez-Ulla--, en muchas ocasiones, se detecta el problema una vez que ya se ha producido el edema macular. Pero incluso para esto casos, los avances terapéuticos conseguirán que en un futuro estos casos tengan tratamiento".

Para leer más