Publicado 13/06/2020 8:29:34 +02:00CET

¿Cuánto color vemos realmente?

Lápices de colores.
Lápices de colores. - PIXABAY

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de Dartmouth en colaboración con el Amherst College (Estados Unidos) ha encontrado que la gente es consciente de un color sorprendentemente limitado en su visión periférica, por lo que gran parte de nuestro sentido de un mundo visual colorido es probablemente construido por nuestro cerebro.

Para probar la conciencia visual de las personas sobre el color durante la visión naturalista, los investigadores usaron pantallas de realidad virtual montadas en la cabeza e instaladas con rastreadores oculares para sumergir a los participantes en un ambiente de 360 grados del mundo real. Los entornos virtuales incluían visitas a sitios históricos, una actuación de danza callejera, un ensayo de una sinfonía y mucho más, donde los observadores podían explorar sus alrededores simplemente girando la cabeza.

Con la herramienta de seguimiento ocular, los investigadores sabían exactamente dónde estaba mirando un observador en todo momento en la escena y podían hacer cambios sistemáticos en el entorno visual de modo que sólo las áreas donde la persona estaba mirando estuvieran en color. El resto de la escena en la periferia estaba desaturada, de modo que no tenía color y era sólo en blanco y negro. Después de una serie de pruebas, a los observadores se les hizo una serie de preguntas para medir si notaban la falta de color en su periferia. Un video complementario del estudio ilustra cómo el color de la periferia fue eliminado de varias escenas.

En su campo visual, su periferia se extiende aproximadamente 210 grados, lo que es similar a si sus brazos están estirados a la izquierda y a la derecha. Los resultados del estudio mostraron que la conciencia del color de la mayoría de las personas se limita a una pequeña área alrededor del centro muerto de su campo visual. Cuando los investigadores eliminaron la mayoría de los colores de la periferia, la mayoría de la gente no se dio cuenta. En el caso más extremo, casi un tercio de los observadores no se dieron cuenta cuando menos del cinco por ciento de todo el campo visual se presentaba en color (radio de 10 grados de ángulo visual).

Los participantes se asombraron al descubrir más tarde que no habían notado la periferia desaturada, después de que se les mostraron los cambios que se hicieron en una escena virtual que acababan de explorar.

Un segundo estudio encargó a los participantes identificar cuando el color estaba desaturado en la periferia. Los resultados fueron similares en cuanto a que la mayoría de las personas no notaron cuando el color de la periferia había sido eliminado. Un gran número de personas participaron en los dos estudios, que contaron con casi 180 participantes en total.

"Nos sorprendió lo ignorantes que eran los participantes cuando se les quitó el color de hasta el 95 por ciento de su mundo visual. Nuestros resultados muestran que nuestro sentido intuitivo de un mundo visual rico y colorido es en gran parte incorrecto. Nuestro cerebro probablemente está llenando gran parte de nuestra experiencia perceptiva", explica Caroline Robertson, autora principal del trabajo, que se ha publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.