Actualizado 19/05/2010 13:50 CET

El CSISP analiza el ADN de las bacterias para estudiar las enfermedades intestinales y bucales

VALENCIA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El Centro Superior de Investigación en Salud Pública (CSISP), a través del Área de Genómica y Salud, analizará el ADN de las bacterias que se encuentran en diferentes partes del cuerpo humano para estudiar las enfermedades intestinales y bucales. Este estudio se realizará a través de la plataforma de metagenómica para el estudio del microbioma humano, un proyecto que presentó hoy el conseller de Sanidad, Manuel Cervera, según informó la Generalitat en un comunicado.

El microbioma humano es el conjunto de bacterias que habitan en diferentes partes del cuerpo humano, desde el intestino a la boca, las vías respiratorias, las vías urinarias y la piel. Cervera destacó que "se trata de un trabajo que abre una nueva vía para investigar las bacterias desconocidas que habitan en el cuerpo humano, ya que hasta la fecha las técnicas convencionales que existían no permitían este análisis".

Para ello se ha creado una plataforma de investigación, que supone la creación de 27 puestos de trabajo directos en el CSISP para investigadores y técnicos, además de una "importante" inversión en equipamiento, entre las que se incluye la reciente adquisición de un equipo de ultrasecuenciación.

De este modo, la tecnología desarrollada por el CSISP permite estudiar simultáneamente el genoma de centenares de bacterias de la boca y del intestino. Para el conseller de Sanidad, con este proyecto, el CSISP "se configura como un centro de referencia internacional en genómica de microorganismos y le permite abordar la secuenciación de bacterias y virus relacionados con los humanos en cuestión de horas, así como realizar estudios metagenómicos de comunidades microbianas".

De este modo, lo que se pretende con este proyecto es estudiar la microbiota (conjunto de bacterias) intestinal que está vinculada a diferentes enfermedades intestinales; así como la microbiota bucal. Posteriormente, se quiere aplicar esta tecnología a otras microbiotas. Para llevarlo a cabo, se va llevar un estudio comparado entre pacientes sanos y pacientes afectados por alguna patología.

Por un lado, para el estudio de las bacterias bucales se va a analizar a 50 individuos, a quienes se les va a examinar el genoma de entre 300 y 500 bacterias que habitan en la boca de cada uno de ellos. De este modo, lo que se busca es ver si existen variaciones en el ADN de las bacterias de los pacientes que están sanos y de aquellos que están enfermos.

Por otra parte, se va a estudiar la población bacteriana intestinal de otras 50 personas con el objetivo de estudiar enfermedades intestinales como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn.