Actualizado 30/04/2010 13:17 CET

El CSIC dirige un proyecto internacional para reproducir en el tubo de ensayo el proceso de división de las bacterias

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Miguel Vicente dirigirá un proyecto internacional para reproducir en el tubo de ensayo la maquinaria molecular necesaria para que las bacterias inicien la división celular, según informó hoy la institución en un comunicado.

El proyecto, en el que participan también investigadores de Alemania y Estados Unidos, ha recibido una de las ayudas que otorga anualmente la organización Human Frontier Science Program, que financiará la iniciativa con 1,2 millones de dólares,(casi 900.000 euros). Según sus responsables, los resultados obtenidos en esta experiencia podrían ser fundamentales para abrir nuevas vías de desarrollo de antibióticos y explorar opciones farmacéuticas hasta el momento desconocidas.

"La biología moderna trata de fabricar en el laboratorio la maquinaria molecular que los científicos llevan años estudiando dentro de las células. Analizar cómo los distintos componentes celulares intervienen en la división celular (el proceso por el que una célula crece y produce dos células hijas) ha servido para comprender los mecanismos tanto de la multiplicación de los microorganismos como del cáncer", explicó el científico español.

El proyecto, titulado 'Biología sintética de la división celular: reconstrucción de la maquinaria de división bacteriana en el tubo de ensayo', que dirige Vicente, cuenta con la participación de investigadores del Centro de Investigaciones Biológicas (CSIC), en Madrid, así como la de dos laboratorios ubicados en la Universidad Técnica de Dresde (Alemania) y en la Universidad de Texas (EEUU). Este equipo internacional tratará de reconstruir fuera de la célula el número mínimo de proteínas necesarias para que se produzca la división celular en bacterias.

"Nuestra intención no es otra que la de crear un medio artificial similar a las condiciones del interior de la célula en la que las partes implicadas funcionen como un todo y poder comprobarlo usando nuevas metodologías desarrolladas también el proyecto", concluyó Vicente.