Publicado 18/10/2021 12:48CET

CSIC desarrolla un test ultrasónico para evaluar la eficacia de las mascarillas sanitarias

Los ultrasonidos permiten comprobar la transpirabilidad.
Los ultrasonidos permiten comprobar la transpirabilidad. - CSIC-CÉSAR HERNÁNDEZ

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un equipo del Instituto de Tecnologías Físicas y de la Información (ITEFI), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas(CSIC), ha desarrollado un test que permitiría, mediante ultrasonidos, determinar la transpirabilidad de las mascarillas faciales frente a la COVID-19.

Este método, que ha sido publicado en la revista 'Ultrasonics, tal y como ha señalado CSIC, se basa en la transmisión de ondas ultrasónicas a través de las mascarillas y permite comprobar, de forma sencilla y sin contacto, cómo interaccionan las partículas de aire con la mascarilla, la apertura de los poros y la resistencia de los diferentes modelos, tanto higiénicas como con certificación FFPA2 y FFP3.

"El estudio consistió en transmitir ultrasonidos, de entre 0,2 y 1,6 megahercios (MHz), a través de diferentes tipos de mascarillas. El ultrasonido se ve afectado, al atravesar la mascarilla, por propiedades de los poros del material como el tamaño, la tortuosidad y la sinuosidad; así como por otros aspectos como el número de capas. Estos parámetros ayudarían a determinar su resistencia al flujo y su eficiencia de filtración", ha reconocido el investigador del ITEFI-CSIC y autor del estudio, Tomás Gómez.

En este sentido, el autor ha añadido que la técnica es completamente "contact-less" porque no necesita de ningún acoplante líquido o gel, lo que haría la técnica inviable en el caso de las mascarillas, sino que utiliza el propio aire como acoplante.

"En líneas generales, cuanto mayor es la capacidad filtrante de la mascarilla, más opacas son al ultrasonido. Y cuanto más respirables son las mascarillas, más transparentes son a las ondas ultrasónicas", ha afirmado.

El primer parámetro analizado, la respirabilidad, hace referencia a la presión necesaria para que el aire atraviese la mascarilla mientras que el segundo indicador, la filtración, determina la capacidad del material para impedir la propagación de partículas y aerosoles.

"Por esto, en ocasiones, para diferenciar respirabilidad de capacidad de filtración en mascarillas similares, por ejemplo FFP2 y FFP3, puede ser necesario analizar otros parámetros como la variación del comportamiento del ultrasonido con la frecuencia", ha explicado Tomás Gómez.

De hecho, la aplicación de este método dentro de una línea de producción industrial de mascarillas podría permitir la inspección, en tiempo real, de la calidad de toda la producción. Además, podría aplicarse para monitorizar parámetros como su vida útil, la capacidad de filtración, los cambios que sufre durante su uso o su integridad tras padecer un proceso de desinfección, en el caso de las mascarillas reutilizables.