El CSIC coordina un estudio para conocer la actividad física de los escolares y adolescentes en España

Actualizado 14/04/2011 20:16:39 CET
EP/AYUNTAMIENTO DE MADRID

Analizarán a mil niños de entre 6 y 12 años en Cádiz, y a otros mil jóvenes de entre 13 y 18, en Madrid

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) va a coordinar un estudio en el que participan varias universidades españolas con el objetivo de valorar la condición y la actividad física de los escolares y los adolescentes en España.

En el estudio participan la Universidad de Cádiz (UCA), que colaborará en esta iniciativa con el Instituto Karolinska de Suecia, y las universidades Complutense y Europea, ambas de Madrid.

El estudio está compuesto de una primera fase piloto, en la que investigadores de la UCA analizarán durante tres años a un total de mil estudiantes de Primaria, de entre 6 y 12 años. La segunda parte, que incluye el análisis de otros mil jóvenes de entre 13 y 18 años, se llevará a cabo en Madrid.

En ambas fases, se valorará por una parte la condición física de estos jóvenes, tomando tres medidas a cada niño en tres años (2011, 2012, 2013), mientras que la actividad física se estudiará de forma objetiva mediante acelerómetros tomando también tres medidas por año.

Los indicadores de salud se obtendrán mediante dos análisis de sangre que se llevarán a cabo al principio del estudio (octubre de 2011) y al final (2013), y a través de un análisis de genética que "servirá para ver si la predisposición genética puede ser influenciada por la actividad y preparación física", ha explicado a la agencia SINC el profesor José Castro Piñero, coordinador del proyecto en la UCA.

"De hecho, ya hay estudios en los que se han comprobado que si tú estás predispuesto genéticamente a tener una enfermedad, con una adecuada condición física se puede frenar esa predisposición y atenuar este factor", según señala en declaraciones recogidas por Europa Press.

Además de estos aspectos, en el estudio se tendrán en cuenta los factores psicológicos y sociales. "Ver si el niño se siente bien o no, si se siente feliz o no, si tiene dificultades para dormir o no, si tiene amigos, si se siente solo, qué relación tiene con la familia*", aclaran desde la UCA.

Así, a través de este estudio los padres de los mil menores gaditanos que van a participar en él podrán saber cuál es la salud fisiológica e inmunológica que poseen sus hijos, sin olvidar su situación psicológica y social.

"Todos los datos que obtengamos se analizarán de forma cuidadosa por un equipo de científicos (en el que hay educadores físicos, médicos y psicólogos), para poder, más tarde, dar una serie de recomendaciones que puedan mejorar la vida de estos niños. Es decir, con estos consejos pretendemos establecer las pautas para enriquecer la calidad de vida de los menores", asegura Piñero.

UN APARTADO ESPECÍFICO PARA SÍNDROME DE DOWN

Además, según informan los autores del estudio, habrá un apartado específico dedicado niños y adolescentes con Síndrome de Down. En total serán 200 los menores de este grupo de población que formarán parte del estudio, "un trabajo que efectuará, en esta ocasión, desde la Universidad Autónoma de Madrid".

El objetivo final es, además de analizar los resultados puramente científicos que se puedan obtener, "intentar que haya una transferencia social".

"Que los padres se den cuenta que el hecho que sus hijos hagan actividad física todos los días es tan importante como leer un libro o aprender inglés, porque es la llave para solventar muchos problemas fisiológicos, psicológicos y sociales. El ejercicio es salud, y actualmente es considerado uno de los mejores medios de prevención", sentencia José Castro Piñero.

Mientras se lleva a cabo, el grupo de la UCA que colabora en el proyecto ya ha pensado en dar un paso más. Por ello, cuando acaben, Piñero reconoce que irá "un poco más lejos" y lanzará un proyecto futuro para ver "qué tipo de actuaciones en los colegios son las más acertadas".