Publicado 22/06/2020 10:25CET

La crisis post-Covid aumentará trastornos mentales y pide psicólogos clínicos en Atención Primaria

Roger Muñoz, miembro del Grupo de Investigación Psicología en Atención Primaria
Roger Muñoz, miembro del Grupo de Investigación Psicología en Atención Primaria - INMA CABALLER/CORTS VALENCIANES

   VALÈNCIA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El psicólogo Roger Muñoz, profesor de la Universidad de Zaragoza y miembro del Grupo de Investigación Psicología en Atención Primaria, ha advertido de que los trastornos mentales cuestan cada año en España 46.000 millones de euros y la crisis post-Covid "no lo va a mejorar", sino que probablemente esas patologías, y también los suicidios, aumenten.

   Por ello, ha reclamado la necesidad de contratar psicólogos clínicos para que den servicio en Atención Primaria, algo que "no es más caro que los tratamientos farmacológicos que se recetan" a los pacientes con ansiedad, depresión o somatización cuando acuden a estas consultas: "Con el dinero que ya tenemos podremos hacerlo mucho mejor".

   Así lo ha puesto de manifiesto durante su comparecencia en la comisión para la reconstrucción social, económica y sanitaria de la Comunitat en Les Corts, que ha comenzado explicando el coste que suponen al país los trastornos mentales cada año, 46.000 millones de euros, una cifra "para tomar en serio".

   La mayoría de ese coste es indirecto, derivado de las bajas laborales o pérdida de días de productividad, y el resto es sanitario. De entre esos trastornos, la mitad del coste, se debe a los emocionales (ansiedad, depresión o somatización), que "colapsan las consultas de Atención Primaria".

   Según ha indicado Muñoz, los últimos datos del Observatorio del Sucidio en España, de 2018, muestran que sigue siendo la principal causa de muerte no natural y la principal entre los jóvenes, por lo que "hay que hacer algo". "La Covid-19 no va a mejorar las cifras, las más elevadas se dan justo después de una crisis socioeconómica", ha advertido.

   El especialista ha hecho hincapié en que pese a existir tratamientos psicológicos, el más habitual en esas consultas es el psicofarmacológico. Ha explicado el ensayo clínico que ha realizado para comparar la eficacia de ambos tratamientos, que revelan que con el psicofarmacológico se recupera uno de cada cuatro pacientes, mientras con la terapia psicológica cognitivo conductual en grupo se recuperan tres de cada cuatro personas.

   "Si se invirtiese en psicología clínica en Atención Primaria, iría mejor", ha dicho, y además "contratar psicólogos no es más caro que los tratamientos farmacológicos". "Estamos usando un tratamiento que no es eficaz y que es muy caro", ha advertido a los diputados.

   Ha incidido por tanto, en que lo mejor que se puede hacer ahora en esta época es reforzar la Atención Primaria de manera que sea esta, y no el hospital, el centro del sistema sanitario y, a su vez, incorporar a ella a estos profesionales de la psicología.

CON LA CRISPACIÓN "NO VA A IR TODO BIEN"

   El especialista ha remarcado ante los parlamentarios que esto lo tienen que sacar adelante "entre todos" y no es proclive a frases de autoayuda como 'todo saldrá bien'. "Tal y como estamos haciendo las cosas en este país, con la crispación que estamos teniendo, no va a ir todo bien, pongamos la empatía por delante", ha afirmado.

   Tras incidir en que la ira y el odio son "corrosivos", ha instado a "empezar a pensar como comunidad" porque la pandemia ha afectado a todo el mundo y habrá que tratar a muchas personas con estrés postraumático o pánico y lo que hay que hacer es poner los medios para intervenir de manera preventiva para evitar que deriven en trastornos que necesitarían más sesiones de terapia.

   "Si actuamos hoy, podremos hacerlo mejor", ha remarcado Muñoz, al tiempo que ha subrayado que el hecho de que haya personas sin acceso a tratamiento psicológico público supone una brecha, ya que "solo la gente con recursos podrá pagarse un privado".

   Se ha mostrado contrario a la privatización de la sanidad y ha indicado que en el camino de la reversión también habría que pensar en los tratamientos como el psicológico.