Publicado 21/09/2021 18:36CET

Crecer resalta la importancia de detección precoz y rehabilitación neurológica para frenar el Alzheimer

Parte del equipo del Centro de Rehabilitación de Daño Cerebral Crecer.
Parte del equipo del Centro de Rehabilitación de Daño Cerebral Crecer. - CRECER.

   SEVILLA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Centro de Rehabilitación de Daño Cerebral Crecer ha querido hacer un llamamiento a la población en el Día Mundial del Alzheimer con el que recuerda la importancia del diagnóstico precoz y el trabajo rehabilitador integral y multidisciplinar con los pacientes en las etapas más iniciales de la enfermedad.

   La directora médico del centro, la doctora Rosario Domínguez, ha resaltado que "venimos trabajando en la mejora de la respuesta de los pacientes de Alzheimer desde nuestra fundación, en 1997, y podemos asegurar que la evolución de una persona que se somete a un programa de rehabilitación neurológica es mucho más positiva que la de un paciente en sus mismas circunstancias al que se le diagnostica mucho después la enfermedad".

   A lo largo de estos casi 25 años que llevan trabajando por mejorar la salud de los pacientes con daño cerebral, Crecer ha ido ajustando a los usuarios sus protocolos de rehabilitación.

   En el caso del Alzheimer se ha detectado, según ha subrayado la directora médica, "un aumento de los casos de pacientes más jóvenes". "Antes llegaban a nuestro centro cuando el deterioro cognitivo era grande y la enfermedad estaba muy avanzada. Ahora vienen en las primeras etapas y eso nos da margen de actuación y de mejora", ha explicado.

   "La edad de los pacientes que se someten a estos protocoles es variable, pero cada vez se dan más casos de personas que rondan los 60 años a los que se les acaba de detectar la enfermedad. Y hay muchas más mujeres que hombres". El trabajo durante los dos primeros años desde que se diagnostica la enfermedad es crucial para frenar su avance.

   "Hacemos una labor intensiva de rehabilitación para reforzar su memoria, sus capacidades funcionales y su autonomía. La media de estos protocolos de trabajo ronda los seis meses, y una vez concluyen, recomendamos a las familias que el paciente tenga una vida activa", ha dicho Domínguez.

   Apuntarse en una unidad de día es una de las indicaciones para conseguir que los pacientes estén muy estimulados. Este sistema prescrito por Crecer está en la línea de los centros de Neurología internacionales, como los americanos, que apuestan por la estimulación, los protocolos de trabajo y la actividad en los pacientes de manera complementaria a los fármacos.

   En lo que respecta a las sesiones de choque que se realizan en Crecer, la directora médica ha explicado que "hemos comprobado que cuanto más precozmente se acude, el avance del Alzheimer, al igual que otros tipos de demencias, se ralentiza e incluso se estabiliza durante un mayor tiempo". "Este es siempre nuestro objetivo: mantener al paciente durante el mayor tiempo posible, en las etapas de inicio clínico de la enfermedad, con una calidad de vida que requiera los mínimos cuidados o supervisión de terceras persona".

   El otro objetivo de Crecer es ofrecer una terapia multidisciplinar por personal especializado, que está integrado por neuropsicólogos, logopedas y fisioterapeutas, que diseñan un Programa de Rehabilitación con abordaje totalmente personalizado.

IMPORTANCIA DE LA ALIMENTACIÓN

   Otro factor en el que se trabaja con las familias es en la importancia de cuidar la alimentación y los hábitos saludables. Se trabaja para controlar la hipertensión y la diabetes a través de una alimentación lo más natural y baja en grasas posible. También se les recomienda que tomen vitaminas, oligoelementos y carbohidratos saludables, así como que eviten los elementos ambientales contaminantes. Un nuevo tipo de vida que ayude a los pacientes a estar cada día un poco más saludables y plenos de salud.

Para leer más