Publicado 27/03/2020 14:38:12 +01:00CET

El coronavirus habría causado 40 millones de muertes este año si no se hubieran tomado medidas

Trabajadores médicos en Wuhan escriben el mensaje "último baile" en el traje de su compañera tras confirmar el cierre de los 16 hospitales temporales abiertos por el brote del coronavirus
Trabajadores médicos en Wuhan escriben el mensaje "último baile" en el traje de su compañera tras confirmar el cierre de los 16 hospitales temporales abiertos por el brote del coronavirus - -/TPG via ZUMA Press/dpa

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

La pandemia del coronavirus podría haber causado 40 millones de muertes si se hubieran ningún tipo de medidas restrictivas, según un nuevo análisis realizado por investigadores del Imperial College de Londres (Reino Unido).

En su trabajo, los investigadores incluyeron una serie de escenarios, como el que habría ocurrido si el mundo no hubiera reaccionado. También incluyeron dos escenarios que incorporan el distanciamiento social, que dan lugar a una epidemia de un solo pico, y varios escenarios para suprimir la propagación de la enfermedad que pueden tener el mayor impacto general en términos de reducción de enfermedades y muertes.

Según el escenario sin medidas, si se deja sin control el virus podría haber infectado a 7.000 millones de personas y haber causado 40 millones de muertes este año. El distanciamiento social para reducir la tasa de contactos sociales en un 40 por ciento, junto con una reducción del 60 por ciento de los contactos sociales entre la población de edad avanzada (la de mayor riesgo) podría reducir esta carga a aproximadamente la mitad. Sin embargo, incluso a este nivel de reducción, los sistemas de salud de todos los países se verían rápidamente desbordados, explican los científicos.

"Estimamos que el mundo se enfrenta a una emergencia de salud pública sin precedentes en las próximas semanas y meses. Nuestros hallazgos sugieren que todos los países se enfrentan a la elección entre medidas intensivas y costosas para suprimir la transmisión o el riesgo de que los sistemas de salud se vean rápidamente desbordados. Sin embargo, nuestros resultados ponen de relieve que una acción rápida, decisiva y colectiva ahora salvará millones de vidas en el próximo año", detalla uno de los autores del informe, Patrick Walker.

En el último informe, el equipo muestra que la rápida adopción de medidas de salud pública probadas, incluidas las pruebas y el aislamiento de los casos y un mayor distanciamiento social para prevenir la transmisión posterior, es fundamental para frenar el impacto de la pandemia.

La modelización demostró que la aplicación de medidas en una fase temprana puede tener un gran impacto. Si todos los países adoptaran esta estrategia a razón de 0,2 muertes por cada 100.000 habitantes por semana, se podría evitar el 95 por ciento de las muertes, salvando 38,7 millones de vidas. Sin embargo, si esta estrategia se adopta más tarde (1,6 muertes por cada 100.000 habitantes por semana), esta cifra se reduce a 30,7 millones.

"Se requiere una acción rápida, decisiva y colectiva por parte de todos los países para limitar el efecto de esta pandemia. Actuar a tiempo tiene el potencial de reducir la mortalidad hasta en un 95 por ciento, salvando 38,7 millones de vidas. Al mismo tiempo, es necesario tener en cuenta el impacto más amplio de todas las medidas que se aplican para garantizar que los más vulnerables estén protegidos de las repercusiones más amplias de esa acción en la salud, la sociedad y la economía", concluye otra de las autoras, Azra Ghani.