Actualizado 08/10/2020 12:52 CET

Un estudio indica que la exclusión social genera problemas de salud mental

Dos personas recogen alimentos que les dan dos voluntarios a las puertas de la Parroquia Santa María Micaela, en Madrid, el pasado 29 de mayo, en pleno confinamiento por coronavirus.
Dos personas recogen alimentos que les dan dos voluntarios a las puertas de la Parroquia Santa María Micaela, en Madrid, el pasado 29 de mayo, en pleno confinamiento por coronavirus. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

BARCELONA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Fundació Pere Tarrés, elaborado en colaboración con Sant Pere Claver-Fundació Sanitària (SPCFS), la Fundació Vidal i Barraquer y la Fundació Eulàlia Torras de Beà, ha concluido que la exclusión social y la desigualdad, "que han aumentado exponencialmente durante los últimos meses de confinamiento y pandemia", redundan en una peor salud mental de la población.

En un comunicado este jueves, la Fundació Pere Tarrés ha explicado que factores como la incertidumbre ante el trabajo, el hecho de no tener una vivienda en condiciones, la falta de ingresos o de educación o la falta de redes familiares y de apoyo hacen aumentar los trastornos de salud mental así como su cronificación y complejidad.

El estudio indica también que la pandemia del coronavirus y el confinamiento han agravado estos riesgos de exclusión, "lo que ha supuesto un empeoramiento de problemas de salud mental como el estrés, la ansiedad o la depresión", especialmente entre la población con menos recursos.

Contador