Actualizado 11/04/2020 14:37:18 +00:00 CET

La contaminación, ¿está detrás de las muertes por coronavirus?

Coche y bicicleta circulando por una calle de Italia.
Coche y bicicleta circulando por una calle de Italia. - PIXABAY

Sigue en directo la crisis del coronavirus en España y en el mundo

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca, y de la Universidad de Siena, en Italia, han estudiado si podría haber un vínculo entre la alta tasa de mortalidad observada en el norte de Italia y el nivel de contaminación del aire en la región y han comprobado que muy posiblemente sea así, según un estudio que publican en la revista 'Environmental Pollution'.

El curso de la enfermedad por COVID-19 difiere para los pacientes en todo el mundo: muchos experimentan síntomas similares a la gripe, mientras que muchos otros necesitan tratamiento hospitalario para la infección respiratoria aguda que, en algunos casos, conduce a la muerte.

Sin embargo, los factores que afectan el curso de la enfermedad y las posibilidades de combatir COVID-19 siguen sin estar claros, mientras no haya tratamiento médico o vacuna. En este momento, hay más preguntas que respuestas, y los investigadores de todo el mundo están trabajando para encontrar nuevas ideas sobre la pandemia global.

En la Universidad de Aarhus, el científico ambiental Dario Caro, del Departamento de Ciencias Ambientales, y dos investigadores de salud, el profesor Bruno Frediani y el doctor Edoardo Conticini, de la Universidad de Siena han encontrado otra pequeña pieza en el rompecabezas de comprender la enfermedad mortal. Se han centrado en examinar por qué la tasa de mortalidad es de hasta el 12% en la parte norte de Italia, mientras que solo es de aproximadamente el 4,5% en el resto del país.

Acaban de publicar un artículo titulado '¿Puede considerarse la contaminación atmosférica como un co-factor en el nivel extremadamente alto de mortalidad por SARS-CoV-2 en el norte de Italia?', en el que demuestran una correlación probable entre la contaminación del aire y la mortalidad en dos de las regiones más afectadas en el norte de Italia: Lombardía y Emilia Romagna.

"Hay varios factores que afectan el curso de la enfermedad de los pacientes, y en todo el mundo estamos encontrando vínculos y explicaciones de lo que es importante. Es muy importante enfatizar que nuestros resultados no son un argumento contrario a los hallazgos ya realizados", señala Dario Caro.

"Por el momento, todo el conocimiento nuevo es valioso para la ciencia y las autoridades, y considero nuestro trabajo como un complemento al conjunto de conocimientos sobre los factores que son importantes para el curso de la enfermedad de los pacientes", añade.

Y aclara que hay otros factores que podrían desempeñar un papel en la situación italiana: "Nuestras consideraciones no deben dejarnos descuidar otros factores responsables de la alta letalidad registrada: cofactores importantes, como la edad media elevada de la población italiana, las grandes diferencias entre los sistemas de salud regionales italianos, la capacidad de las UCI y cómo las infecciones y las muertes han Se ha informado que han tenido un papel primordial en la letalidad del SARS-CoV-2, presumiblemente también más que la propia contaminación".

Las dos regiones del norte de Italia se encuentran entre las más contaminadas en Europa. El artículo recientemente publicado se inició en datos del satélite Aura de la NASA, que ha demostrado niveles muy altos de contaminación del aire precisamente en estas dos regiones.

El grupo comparó estos datos con el llamado Índice de calidad del aire, una medida de la calidad del aire desarrollada por la Agencia Europea del Medio Ambiente. El índice recopila datos de varios miles de estaciones de medición en toda Europa, proporcionando una visión geográfica de la prevalencia de una serie de fuentes contaminantes en la UE.

Y los datos hablan por sí mismos. La población de las regiones del norte de Italia vive en un nivel más alto de contaminación del aire, y esto puede conducir a una serie de complicaciones para los pacientes con COVID-19 en las regiones, simplemente porque sus cuerpos pueden haberse debilitado por la exposición acumulada a la contaminación del aire cuando contrajeron la enfermedad.

Dario Caro explica que la situación en las regiones italianas ha sido un desafío durante varios años, con altos niveles de contaminación del aire que se han acumulado durante un largo período de tiempo en la población.

Por lo tanto, es poco probable que haya alguna razón para imaginar que las personas de Dinamarca están expuestas a los mismos factores o los mismos niveles de contaminación que las personas en el norte de Italia, donde las autoridades han tratado de reducir los niveles de contaminación durante muchos años.

"En todo el mundo, estamos viendo diferentes enfoques de las autoridades de los países, en el inicio de la salud pública general de los países y en los estándares y la preparación de los sistemas nacionales de salud de los diferentes países. Pero esto no explica las tasas de prevalencia y mortalidad que estamos viendo en el norte de Italia en comparación con el resto de Italia. Esto alimenta la esperanza de que podamos haber encontrado otro factor para comprender la alta tasa de mortalidad de la enfermedad en el norte de Italia", concluye Caro.