El consumo abusivo de carne de cerdo ralentiza la recuperación de los esguinces, según experto

Actualizado 01/12/2009 14:15:50 CET

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consumo abusivo de carne de cerdo ralentiza la recuperación de los pacientes que sufren un esguince, según destacó el profesor de Fisioterapia de la Universidad Europea de Madrid (UEM), Álvaro García-Romero, en el marco del Aula Europea 'Nutrición práctica para fisioterapeutas', lo que demuestra la importancia de la alimentación en el abordaje de las patologías neuromusculares.

Según explicó este experto, "una falta de nutrientes en un órgano determinado puede reflejarse en una dolencia muscular", por lo que es recomendable investigar el origen del dolor "conociendo la alimentación que sigue el paciente" antes de iniciar la manipulación del músculo.

Del mismo modo, García-Romero destacó la importancia de la nutrición durante el periodo de gestación, y aseguró que las embarazadas que comen pescado durante estos meses favorecen el desarrollo neurológico del feto. Además, si "después del parto, se decide amamantar al bebé con leche materna, la comida que ingiera la madre debe ser la adecuada para que le trasmita al bebé los suficientes nutrientes".

En el caso de los niños, la nutrición también ha demostrado ser beneficiosa para dos se las consultas más frecuentes en los más pequeños: las otitis y las mucosidades nasales. En estos casos, se puede recomendar que se evite "determinados alimentos que, como la leche de vaca, contribuyen al aumento de las mucosidades".

Por todo ello, este experto insiste en la necesidad de que todos los fisioterapeutas tengan conocimientos sobre los hábitos de alimentación que benefician la salud y tengan influencia sobre las diferentes patologías, destaca la UEM en un comunicado.