Consumidores urgen crear una norma que prohíba la venta de medicamentos por Internet por ser un "peligro" para la salud

Actualizado 05/03/2013 12:55:42 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI) ha pedido la creación de una norma, "lo antes posible", que prohíba la venta de medicamentos por Internet ya que, según ha recordado, suponen un "grave riesgo" para la salud de las personas.

FUCI se ha pronunciado así como consecuencia del incremento de las ofertas de venta de medicamentos a través de Internet, detectado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, debido a la facilidad de acceso de los mismos y a la ausencia de controles.

En este sentido, la Federación ha recordado que en España está prohibida la venta 'on line' de fármacos que requieran receta y ha informado de que entre los productos que más se compran destacan los medicamentos para la disfunción eréctil, los sedantes, los antidepresivos, los abortivos y los adelgazantes,

"Este nuevo modo de consumo se tiene que frenar porque supone un grave riesgo para la salud de las personas. Debemos concienciar de que la medicación debe estar controlada por una receta médica que defina las cantidades a administrar, así como debe adquirirse en establecimientos que den garantías de su autenticidad y buen estado de conservación", ha recalcado el presidente de FUCI, Gustavo Samayoa.

Dicho esto, ha avisado de que "lo más peligroso" de comprar estos productos en comercios 'on line' que no están controlados, es que pueden ser medicamentos "falsificados, adulterados e incluso tóxicos", lo que, a su juicio, pueden tener consecuencias "muy peligrosas" para la salud como, por ejemplo, causar la muerte.

Por este motivo, la Federación ha recomendado a los usuarios de Internet que compren medicamentos en sitios 'web' autorizados legalmente para ello, en los que se pueda comprobar que detrás del mismo hay una farmacia física; que comprueban que las medicinas van envasadas correctamente y con el prospecto en español; y que no consuman fármacos sin la receta médica correspondiente ya que la automedicación genera problemas de salud y de consumo abusivo.

Asimismo, han aconsejado que se desconfíe de aquellos canales de venta que ofrecen los medicamentos "mucho más baratos", dado que pueden ser falsificaciones; y que no realicen consultas médicas a través de Internet. "La red de redes es una gran herramienta pero su médico de cabecera y su farmacéutico son profesionales dedicados a la salud que le recomendarán aquellos productos que más le convienen", ha zanjado.